Mejores cuatro se miden en finales de conferencia

Tras un alocado inicio de los playoffs de la NBA, donde el séptimo partido fue la norma para dirimir las series, resulta que la postemporada no arrojó sorpresas.

Los mejores dos en el Este y el Oeste están en las finales de conferencia.

El Heat de Miami, campeón defensor, ha sido el equipo más dominante de la postemporada, con solo una derrota. Mientras, los mejores en el Este, los impredecibles Pacers han llegado dando tumbos a las finales del Conferencia para una revancha ante el Heat, luego de requerir de cinco triunfos fuera de casa para avanzar a esta etapa.

A San Antonio le tomó siete encuentros eliminar a Dallas en la primera ronda, pero los Spurs, con la mejor marca del Oeste, se impusieron a Portland en cinco duelos para llegar a la final del Oeste. Oklahoma City se repuso de una desventaja de 3-2 ante Memphis antes de ganar una dramática serie en seis juegos ante los Clippers de Los Ángeles.

La final del Este inicia el domingo en Indiana, que recibe a Miami; las acciones en el Oeste arrancarán el lunes cuando Oklahoma City juega en San Antonio.

Los Pacers no han ocultado el hecho de que ansiaban un nuevo duelo ante Miami, equipo al que llevaron a siete partidos antes de perder fuera de casa en esta misma fase el año pasado. Oklahoma venció 4-2 a San Antonio en la final del Oeste en 2012, y muchos pensaron que repetirían el resultado ante los veteranos Spurs hace un año de haberse encontrado, pero Russell Westbrook estaba lesionado y el Thunder fue eliminado. Esta temporada, Oklahoma City luce optimista tras barrer la serie anual de cuatro juegos ante San Antonio.

"No hay sorpresas", dijo el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich. "Son las finales de conferencia y los jugadores elevan su nivel. De eso se trata. Todos tendrán energía, pasión y ese tipo de cosas, pero será la ejecución durante la mayor parte de esos 48 minutos lo que defina el resultado.

"Es lo mismo para ambos equipos, pero la diferencia será el que tenga más concentración en esos 48 minutos. Ya veremos".

El Heat, liderado por el cuatro veces Jugador Más Valioso, LeBron James, busca su tercer campeonato en fila. James promedia 30 puntos y 7,1 rebotes en los playoffs. Le dijo al coach de los Pacers, Frank Vogel durante el fin de semana del Juego de Estrellas, que esperaba verlo en mayo, y ambos han cumplido su parte.

"Se trata de los dos mejores equipos en la Conferencia Oeste", dijo James. "Es así de sencillo. Ambos defienden a un alto nivel, ambos pasan y comparten el balón. Ambos entran en la pintura y los dos equipos tienen ese deseo de ganar".

Tras hablar durante toda la temporada de tener ventaja en casa para un potencial séptimo encuentro, los Pacers se la ganaron. Pero Indiana no ha lucido en su cancha en estos playoffs. Para James nada de eso importa.

"No creo que los Pacers que batallaron en casa sean los mismos contra los que jugaremos el domingo", dijo James.

Los Pacers creen que todos los obstáculos que libraron los han convertido en un equipo peligroso.

"Trabajamos muy duro para llegar aquí", dijo el escolta de los Pacers, Lance Stephenson. "Los Hawks, los Wizards nos dieron muchos problemas. Y la prensa habló mal de nosotros, creo que eso nos ha hecho más fuertes.

Spurs y Thunder llegan a su duelo un poco mermados.

El base de San Antonio, Tony Parker se lastimó la corva izquierda en el quinto partido ante Portland. Los Spurs no saben en qué condiciones estará su estrella de cara al primer duelo de la serie.

El ala pivote de Oklahoma City, Serge Ibaka , se lastimó el gemelo de la pierna izquierda en el tercer cuarto del sexto juego ante los Clippers y el equipo anunció que se ausentará por el resto de los playoffs.

Sin embargo, todo pinta para una serie entretenida: Los sabios y dedicados Spurs con su trío de Parker, Tim Duncan y el argentino Manu Ginóbili, contra el joven y talentoso dúo de Kevin Durant y Russell Westbrook.

__

Cliff Brunt está en Twitter: www.twitter.com/CliffBruntAP