Schuster: adiós de Málaga con victoria y expulsión

El último partido del alemán Bernd Schuster al timón del Málaga acabó con expulsión y victoria local por 1-0 ante el Levante el viernes en la liga española.

Schuster, a quien el Málaga comunicó la rescisión de su contrato al finalizar la temporada, vio la tarjeta roja directa por protagonizar un incidente con el cuarto árbitro a los 67 minutos.

Para entones, su equipo ya ganaba por un gol de Francisco Portillo a los 60 minutos. El triunfo dejó al Málaga clasificado undécimo por la 38va fecha con 45 puntos, mientras que el Levante también cumplió sobradamente con el objetivo de la permanencia en la primera división y acabó noveno con 48 unidades.

"Es bonito despedirse ganando tras un año difícil. El equipo no rindió como se esperaba, pero logró su objetivo y acabamos en buena posición. Ojalá la temporada que viene volvamos a estar en los puestos de arriba", declaró Portillo, futbolista destacado en la anterior etapa del chileno Manuel Pellegrini, cuando el Málaga jugó la Liga de Campeones.

La liga proclamará su campeón el sábado en Barcelona, cuando el Atlético de Madrid, líder con 89 puntos, y el Barsa, escolta con 86, se jueguen el campeonato a una carta en el Camp Nou. Al cuadro rojiblanco le bastaría un empate para celebrar el título, mientras que los locales necesitan una victoria que les deje con el mismo puntaje.

En ese caso de igualdad de puntos, los azulgranas contarían con el balance goleador a favor y revalidarían su corona frente a un Atlético cuya última conquista data de 1996.

El Málaga se acercó con frecuencia al arco del Levante en la primera mitad, y el costarricense Keylor Navas debió emplearse a fondo para atajar un zurdazo colocado del argentino Ezequiel Rescaldani a pase de Nordin Amrabat, quien tampoco logró batir al arquero en una acción posterior, en que optó por el recorte sobre Juanfran García y disparo raso.

El también argentino Pablo Pérez, asistente en la jugada, sirvió también un buen centro a Rescaldani, pero el cabezazo de este lo controló sin problemas Navas y ambos equipos alcanzaron el descanso con paridad en el marcador.

La tónica no varió en la segunda mitad, aunque con el matiz de un lunar en la actuación de Navas, quien no acertó a blocar un remate de Amrabat y lo despejó con el pie hacia la dirección de Portillo, cuyo derechazo salvó al costarricense y un bosque de piernas rivales para caer en la red.

El partido, sin mucho más en juego que el honor deportivo, se vio ennegrecido por una provocación de Amrabat que acabó en empujón de Mohamed Sissoko, discusiones sobre la cancha y tarjeta roja directa a Schuster en la banda.

El tramo final registró dos nuevas y meritorias intervenciones de Navas ante Bartlomiej Pawlowski y otra expulsión del levantinista Pape Diop (80), antes de que José Manuel Casado mandara fuera un penal en los descuentos por el Málaga.

"No tuvimos nuestro mejor partido y se reflejó en el resultado. Tuvimos un buen año, consiguiendo la permanencia y jugamos buenos partidos. Personalmente hice un buen trabajo. Fue un gran año para mí. Tenía un gran reto y lo supe aprovechar", concluyó Navas, cuyo próximo desafío es el Mundial de Brasil.