Preocupa estado de Ribery de cara al Mundial

Hace menos de seis meses, el nombre de Franck Ribery era mencionado en la misma oración que Cristiano Ronaldo y Lionel Messi.

Después de una estupenda temporada con Bayern Munich, el extremo francés era uno de los tres finalistas para ganar el Balón de Oro, el máximo galardón del fútbol.

Ribery perdió, Cristiano ganó.

Desde entonces, la condición y el desempeño de Ribery han caído tanto que está preocupando a la selección francesa. En momentos en que se avecina la Copa Mundial en Brasil, Ribery es una sombra del jugador que aterrorizó a las defensas durante toda la temporada.

Ribery, quien fuera proclamado alguna vez sucesor de Zinedine Zidane, fue una pieza crucial en el triplete de Bayern en 2013, ocasionando estragos en las defensas rivales con sus dribles devastadores y explosiones de velocidad.

Ribery fue recompensado con el trofeo de la UEFA al Mejor Jugador de Europa, superando en las votaciones al argentino Messi y al portugués Cristiano por un enorme margen. Entonces anotó para que Bayern ganara la Súper Copa de la UEFA ante el Chelsea, y tuvo un buen inicio de temporada bajo el nuevo director técnico Pep Guardiola a pesar de un nuevo sistema y estilo traídos por el ex entrenador del Barcelona.

El Balón de Oro cambió todo.

Ribery pareció profundamente afectado por el resultado de la votación y no se ha recuperado de su desilusión. Anotó únicamente cuatro goles en 2014 mientras Bayern defendía exitosamente su título de la Bundesliga, y no logró imponer su calidad en los dos juegos decepcionantes contra el Real Madrid en las semifinales de la Liga de Campeones.

"Es duro para un jugador sensible como él no ganar el Balón de Oro después de obtener la triple corona", dijo el ex capitán del Bayern, Oliver Kahn. "Pero uno debería ser capaz en algún momento de seguir adelante. No debería de tratarse de Ribery; debería tratarse del Bayern", agregó.

Ribery, quien ha estado batallando con algunas lesiones menores esta temporada, terminó jugando sólo 22 de 34 partidos en la Bundesliga, nueve de ellos saliendo de la banca.

Aunque sus críticas recientes a las rotaciones implementadas por Guardiola no le ayudarán mucho, Ribery sigue siendo un favorito de los aficionados en Francia, a cuya selección ayudó a llegar a la final de la Copa del Mundo en 2006 tras un meteórico ascenso a la fama ese año.