Niegan negligencia en tragedia minera en Turquía

Funcionarios gubernamentales y de una compañía turca rechazaron el viernes que el peor desastre minero en la historia del país se haya debido a negligencia, al tiempo que legisladores opositores cuestionaron el monitoreo y un sobreviviente dijo que los inspectores de seguridad nunca visitaron los niveles más profundos de la mina.

La ira del público continuaba luego de la tragedia en el pueblo occidental de Soma en la que murieron al menos 298 mineros. El viernes, la policía usó gas lacrimógeno y cañones de agua para dispersar a manifestantes que lanzaban piedras en Soma, donde al menos 1.500 personas exigieron la renuncia del gobierno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan.

En Estambul, la policía disolvió a la fuerza una protesta de unas 150 personas que encendieron velas y colocaron filas de cascos de mineros en la tierra para honrar a las víctimas del desastre, dijo la agencia noticiosa DHA.

El ministro de Energía Taner Yildiz dijo que al menos 298 personas murieron en el desastre del martes. Se piensa que otras dos o tres personas están desaparecidas bajo tierra, mientras que 485 mineros escaparon o fueron rescatados.

Trabajadores en las protestas han descrito el desastre como un asesinato, no un accidente, a causa de lo que consideran son malas condiciones de seguridad en esa mina y en otras en el país.

Erdal Bicak, de 24 años, dijo que acababa de concluir su turno el martes y estaba saliendo hacia la superficie cuando gerentes de la mina le ordenaron que bajase de nuevo a causa de un problema.

"La compañía es culpable", dijo Bicak, y añadió que los gerentes tenían aparatos para medir los niveles de gas metano. "Los nuevos niveles de gas se habían elevado demasiado y no nos lo dijeron a tiempo".

El gobierno ha pedido una investigación parlamentaria del desastre para determinar qué sucedió y por qué, pero parecía que las autoridades ya habían decidido el viernes.

"No hubo negligencia respecto a este incidente", insistió Huseyin Celik, uno de los líderes del partido de gobierno. Dijo que la mina en Soma fue "inspeccionada exhaustivamente 11 veces desde 2009".

"Tenemos que aprender de este dolor y rectificar nuestros errores", afirmó. "Pero no es hora de buscar chivos expiatorios".

Bicak, sin embargo, dijo que la última inspección de la mina en Soma fue hace seis meses. Indicó que los inspectores solamente visitaban los 100 primeros metros (109 yardas) y que los gerentes lo sabían. Así, los gerentes limpiaban la parte de arriba y los inspectores nunca veían lo que estaba debajo, agregó.

El minero agregó que los pasillos son realmente angostos y empinados en los niveles inferiores, y los techos tan bajos que los trabajadores no pueden ponerse de pie, y que por eso fue tan difícil salir. Denunció que eso era lo que los inspectores no vieron.

Pero Akin Celik, gerente de operaciones de la compañía minera, se hizo eco de los comentarios del gobierno.

"No hubo negligencia en este incidente. Todos trabajamos con el alma y el corazón. No he visto nada así en 20 años", les dijo a reporteros.

Ibrahim Alí Hasdan, un residente de Soma, dijo que estaba anonadado por los comentarios de que no hubo negligencia.

"Esta declaración hiere los corazones de la gente... ni siquiera un niñito se creería esa declaración", dijo.

___

Fraser reportó desde Ankara.

___

Desmond Butler está en Twitter como: http://twitter.com/desmondbutler