Líder de Nigeria no visita pueblo traumatizado

El presidente nigeriano canceló el viernes su viaje al traumatizado poblado donde extremistas islámicos secuestraron a más de 300 adolescentes estudiantes, al parecer debido a preocupaciones por la seguridad del mandatario. Los padres enojados dijeron que él presidente Goodluck Jonathan no mostró respeto por sus emociones.

Habría sido la primera vista reportada del presidente al lugar del ataque en la región del noreste del país que ha sufrido durante cinco años las agresiones cada vez más letales del grupo Boko Haram.

Jonathan, un cristiano del sur de Nigeria, ha sido acusado de insensibilidad ante el sufrimiento de los residentes del norte, en su mayoría musulmanes. Miles de personas han sido asesinadas en los últimos años y más de 1.500 civiles han sido asesinados en el tiempo transcurrido de este año.

"Esto es realmente triste para la mayoría de nosotros porque todos pensamos que vendría y todos estamos pensando que su visita nos daría más esperanza para la liberación de nuestras chicas", dijo uno de los padres, a quien s ele dijo que se reuniera en los escombros quemados de la escuela para dar la bienvenida al presidente.

"Pero aquí estamos, abandonados a nuestra suerte, con la gente jugando con nuestras emociones", se quejó.

El gobernador del estado de Borno acortó un viaje a Londres, llegando a casa horas antes de la programada llegada del presidente a Maiduguri, capital del estado ubicado en el noreste de la nación que fue la base de la red terrorista Boko Haram.

Mike Omeri, director general del centro Nacional de Información del gobierno, negó en una conferencia de prensa que el mandatario haya planeado un viaje a Chibok.

Pogu Bitrus, líder de la comunidad de Chibok, había dicho el viernes temprano que aunque los residentes estaban enojados por la lenta respuesta de Jonathan a la difícil situación de las adolescentes, ellos no recriminaron al presidente y respecto a su visita consideraban que "era mejor tarde que nunca".

Rebeldes de Boko Haram secuestraron el 15 de abril a más de 300 estudiantes de la Escuela Secundaria Femenil Chibok, perteneciente al gobierno. La policía dijo que 53 lograron escapar y 276 siguen cautivas.

Dos funcionarios en la presidencia confirmaron la cancelación, diciendo que al parecer había preocupaciones respecto a seguridad después de que se filtró a la prensa el plan del viaje y se publicó el viernes en la primera página de los periódicos. Ellos pidieron no ser identificados debido a que se supone que no deben proporcionar información a reporteros.