Libertadores: Bolívar se mete en las semifinales

Con un gol de Juan Carlos Arce en los minutos finales, Bolívar derrotó el jueves 1-0 a un Lanús que jugó casi todo el segundo en inferioridad numérica, y tras 28 años vuelve a entreverarse en las semifinales de la Copa Libertadores.

Arce marcó a los 86 minutos, concretando un asedio de principio a fin en el partido. En la recta final, Lanús se volcó ataque con un hombre menos y dejó espacios en la defensa lo que aprovechó Bolívar para liquidar.

Lanús se quedó con 10 hombres tras la expulsión a los 58 del defensa Carlos Izquierdo por un golpe sin balón al delantero Arce.

El equipo boliviano venía de empatar 1-1 con Lanús en el partido de ida en Buenos Aires, y acabó de imponer su fuerza en la altura de La Paz. En la próxima ronda volverá a medirse con un rival argentino: San Lorenzo.

La última vez que Bolívar se instaló entre los cuatro mejores del torneo continental fue en la edición de 1986, instancia en la que el formato de semifinales era de dos grupos conformados por tres equipos, en vez de duelos de eliminación directa.

Lanús hizo un gran despliegue físico y puso en zozobra a la defensa boliviana pero no le alcanzó el tiempo. Víctor Ayala por poco empata sobre el final con un remate de cabeza que detuvo el portero boliviano.

La "Academia", como se le conoce a Bolívar presionó imprimiendo velocidad, controló el balón y buscó el gol con tiros de larga distancia, pero careció de profundidad en el ataque ante una cerrada defensa.

El español Juan Miguel Callejón no encontró los espacios para enviar centros desde las bandas y las pocas llegadas de que tuvo el cuadro boliviano en el primer tiempo encontraron buena repuesta del portero Agustín Marchesín.

Lanús se paró firme atrás, pobló el medio campo y bajó la velocidad el partido. Pero arriesgó poco en ataque. Jorge Ortiz la envío por lo alto un remante con el arco a su disposición en la mejor ocasión para los argentinos en el primer tiempo.

Bolívar presionó más en el complemento y puso en apuros a la defensa argentina con varias llegadas de peligro pero le faltó puntería en la puntada final.

Un disparo largo de Leandro Somoza por poco sorprende al portero boliviano en una de las pocas cargas de peligro de la visita.

Con un hombre menos y agotado físicamente, Lanús se defendió sobre el final y resignó en ataque, pero Bolívar tampoco se mostró efectivo para liquidar el partido a pesar de las numerosas cargas que generó.

El encuentro se jugó en el estadio Hernando Siles de La Paz ante casi 40.000 espectadores, entre ellos el presidente del país Evo Morales.