Menos en EEUU buscan ayuda por desempleo

El número de personas que solicitan beneficios por desempleo en Estados Unidos cayó a su nivel más bajo en siete años la semana pasada, en una señal de que el mercado laboral mejora ininterrumpidamente.

El departamento del Trabajo informó el jueves que las solicitudes semanales de subsidio por desempleo cayeron en 24.000 a 297.000, la menor cantidad desde el 12 de mayo de 2007. El promedio de cuatro semanas, una medida menos volátil, bajó en 2.000 solicitudes a 323.250.

Las solicitudes son un indicador de los despidos, por lo que el descenso es una prueba de que los empleadores prescinden de menos puestos de trabajo. Las solicitudes semanales alcanzaron un máximo de 650.000 en marzo de 2009, durante la Gran Recesión.

Menos personas reciben beneficios cada semana. El número de beneficiarios se redujo a 2,67 millones, la menor cantidad desde el 1ro de diciembre de 2007, cuando comenzó la recesión.

Dado que las solicitudes se han reducido, la contratación se ha recuperado. Los empleadores añadieron en abril la mayor cantidad de puestos de trabajo en dos años y medio.

Por otra parte, mayores costos en los alimentos y el combustible provocaron en abril la mayor subida de los precios al consumidor en Estados Unidos en 10 meses, una evidencia de que la inflación aumenta ligeramente desde niveles muy bajos.

El departamento del Trabajo dijo el jueves que el índice de precios al consumidor subió un 0,3% el mes pasado tras un alza del 0,2% en marzo. En los últimos 12 meses los precios han aumentado un 2%, el mayor incremento desde julio, lo que iguala la meta de inflación de la Reserva Federal.