Eurozona: poco avance en la economía

La economía europea no registró impulso en el primer trimestre del año, reafirmando las expectativas de que el Banco Central Europeo tomará pronto medidas de estímulo para apuntalar la recuperación.

Eurostat, la oficina de estadísticas de la Unión Europea, dijo el jueves que la economía de las 18 naciones que comparten el euro registró un crecimiento de apenas el 0,2 % en el primer trimestre respecto del anterior.

Aunque fue el cuarto trimestre consecutivo de expansión después de la recesión, el aumento fue de todos modos inferior a las expectativas de los economistas, ya que el consenso había sido que se registraría un incremento del 0,4 %.

El resultado poco alentador se debió en gran medida al pobre desempeño de Francia, la segunda economía europea detrás de Alemania. Entre ambas, las dos representan más o menos la mitad de la economía de la eurozona.

Francia se ha resistido a reducir las protecciones a los trabajadores y en disminuir los costos laborales para los negocios, medidas que han beneficiado a otras economías de la eurozona.

Una decepcionante contracción de 1,4 % en Holanda y de 0,1 % en Italia también incidieron.

Si un resultado estelar del 0,8 % en Alemania y una sólida mejoría del 0,4 % en España, podría no haber habido ningún crecimiento en la eurozona.

Tom Rogers, asesor económico de la UE, dijo que las cifras "deberían obrar a modo de una señal de alarma para todo funcionario tentado a mostrarse complaciente con la ruta de la recuperación".

"Una producción estancada en Italia y Francia, dos de las cuatro mayores economías, es en gran medida resultado de una competitividad declinante, mientras Alemania y España siguen cosechando beneficios de haber implementado reformas mucho antes de la crisis, o más recientemente", agregó.

Las cifras del jueves probablemente reforzarán los argumentos para que el Banco Central Europeo reduzca las tasas de interés y adopte nuevas medidas de estímulo en su próxima reunión del 5 de junio.