Pitcheo de Mellizos vuelve a fallar contra Ortiz

Por segunda noche al hilo, el plan de Ron Gardenhire, manager de los Mellizos de Minnesota, para lanzarle a David Ortiz fue descifrado.

Ortiz bateó de 5-3 con dos jonrones, una noche después de haber conectados dos vuelacercas y un imparable contra su ex equipo, para que los Medias Rojas de Boston vencieran 9-4 a los Mellizos el miércoles por la noche.

Kevin Correia sólo estuvo cuatro entradas en el montículo y permitió nueve imparables y cinco carreras limpias, entre ellas un cuadrangular de Ortiz.

"Sabíamos cómo debíamos lanzarle a Ortiz", dijo Gardenhire. "Cuando lanzamos la pelota que planeamos lo podemos poner out. ¿Cómo había estado cuando llegó aquí? Con porcentaje de .280. Lo estaban descifrando".

Pero los Mellizos no pudieron hacerlo. Big Papi bateó de 10-7 en juegos consecutivos. Los dos cuadrangulares del miércoles --contra Correia en la tercera entrada y contra Caleb en la quinta_, volaron más de 400 pies por el jardín derecho y aterrizaron en la grada superior del Target Field, donde su promedio es de.528 (28 de 53) en 13 juegos durante su carrera.

Luego de Correia, Minnesota llamó a cuatro relevistas que concedieron apenas tres imparables en cinco innings. Thielbar permitió el segundo bambinazo de Ortiz antes de que Anthony Swarzak lo hiciera abanicar en el sexto y Michael Tonkin lo sacara en un rodado en la novena entrada.

"Si le lanzas la pelota una y otra vez el tipo seguirá acribillándote", dijo Gardenhire. "Al final lo controlamos. Le lanzamos pelota adentro, cuando él movía los pies le lanzamos una afuera que no conectó".

Los esfuerzos de Ortiz fueron suficientes para el venezolano Félix Doubront (2-3), quien concedió una carrera y siete imparables en 6 entradas 1/3 y llegó a retirar a nueve bateadores en fila. Doubront no había ganado desde el 3 de abril en Baltimore, el que fue si primer inicio de la campaña.

Ortiz, quien también pegó doblete en la primera entrada, se apoderó del tercer lugar en la lista de jonroneros de Boston (3984) y logró el 43er partido con más de un cuadrangular en su carrera; 41 de ellos los ha hecho vistiendo la franela de los Medias Rojas.

Hasta los aficionados de Minnesota, muchos de los cuales seguramente recuerdan los 58 vuelacercas que logró con los Mellizos entre 1997 y 2002, apreciaron la demostración de poder de Ortiz, a quien aplaudieron de pie mientras recorría las bases tras su segundo leñazo que puso en ventaja a Boston 6-1 en la quinta.

Los fanáticos de los Mellizos no le dieron esos aplausos a Correia, quien tuvo otra mala exhibición en la actual campaña. En el segundo año de un contrato de 10 millones de dólares, Correia ha sido incapaz de tener un inicio como el de la campaña pasada y ha bajado su promedio de efectividad a 6,80.

"Obviamente, no hay disculpas por mis malos números actuales", dijo Correia.

Grady Sizemore logró dos imparables y dos carreras producidas para Boston, mientras Dustin Pedroia, Mike Napoli y Will Middlebrooks empujaron una cada uno. A.J. Pierzynski logró un doblete productor de dos carreras más en el noveno para cerrar el marcador.

En otros resultados, Detroit venció a Baltimore 7-5, Angelinos 3-0 a Filadelfia, Kansas City 3-2 a Colorado, Medias Blancas de Chicago 4-2 a Oakland, Tampa Bay 2-0 a Seattle, Cleveland 15-4 a Toronto, Astros 5-4 a Rangers y Yanquis 4-0 a Mets.

Washington venció 5-1 a Arizona, San Francisco 10-4 a Atlanta, y Marlins 13-3 a Dodgers.