Muere un ciudadano chino por disturbios en Vietnam

Una multitud de unas mil personas entró por la fuerza a una fábrica taiwanesa de acero en Vietnam durante la madrugada y causó la muerte de un ciudadano chino y heridas a otros 90, dijo el jueves el embajador de Taiwán.

Este fue el primer incidente con víctimas mortales de la ola de protestas antichinas provocada por la colocación de una plataforma petrolera de esa nación en una zona marítima que disputan Vietnam y China.

La agitación que se extiende se ha convertido en un importante desafío para el reservado y autoritario liderazgo vietnamita y está causando daños a la reputación del país como destino de inversión.

Empresas de Taiwán, muchas de las cuales dan trabajo a ciudadanos chinos, se han llevado la peor parte de las protestas y los efectos de lña violencia.

Los disturbios de la madrugada ocurrieron en una acerera en la provincia de Ha Tinh, en el centro de Vietnam, a 250 kilómetros (155 millas) al sur de Hanoi, operada por el conglomerado Formosa Plastics Group, uno de los mayores inversionistas extranjeros en Vietnam según el embajador Huang Chih-peng y autoridades de un hospital local.

Huang, quien habló con un integrante del cuerpo directivo de la acerera la mañana del jueves, dijo que los amotinados prendieron fuego a varios edificios y persiguieron a trabajadores chinos, pero no atacaron a los directivos taiwaneses.

Dijo que el director del gobierno provincial y su jefe de seguridad se encontraban en la acerera al momento de la revuelta pero no ordenaron acciones "suficientemente fuertes" para detener a los atacantes.

Dijo que le informaron que un ciudadano chino murió en los disturbios mientras que otro falleció por causas naturales durante el motón, agregó que alrededor de 90 más resultaron heridos.

Un doctor del hospital general Ha Tinh informó que alrededor de 50 personas, la mayoría de nacionalidad china, fueron ingresadas al hospital el miércoles por la noche y el jueves por la mañana. El médico se negó a proporcionar su nombre porque no estaba autorizado a hablar con la prensa.

Huang dijo que los atacantes salieron del complejo a la 6 de la mañana pero teme que "hayan ido a descansar y puedan regresar".

El sentimiento antichino nunca se ha erradicado en Vietnam, pero ha aumentado desde que Beijing comenzó la instalación de una plataforma petrolera en aguas del Mar de Sur de China el 1 de mayo. El gobierno denunció la medida como una violación de la soberanía del país y envió una flotilla de barcos al área, que a menudo chocan con los chinos que cuidan la plataforma y aumentan el riesgo de escalar el conflicto.

El miércoles y jueves multitudes quemaron y saquearon numerosas fábricas propiedad de extranjeros cerca de la ciudad sureña Ho Chi Minh, porque creyeron que eran de propietarios chinos aunque en realidad pertenecen a taiwaneses o sudcoreanos. Autoridades informaron que han detenido a más de 400 personas.

___

El periodista de The Associated Press Kelvin Chan contribuyó a este despacho desde Hong Kong.