Paraguay echa a padre de vicepresidente de Ecuador

Jorge Glas Viejó, padre del vicepresidente Jorge Glas, llegó el miércoles a Guayaquil deportado desde Paraguay y debe enfrentar en Ecuador un juicio por la presunta violación de una menor de edad, informaron autoridades.

La Fiscalía General, en su cuenta de Twitter, dijo que Glas Viejó "llegó deportado a Ecuador".

En su página de internet, esa institución precisó que el procesado "arribó a Guayaquil, al mediodía del 14 de mayo del 2014, en un vuelo chárter, con estrictas medidas de seguridad. Luego fue llevado al hospital de la Policía Nacional para valorar su estado de salud y confirmar si puede ser trasladado al Centro de Privación de Libertad Zona 8, antigua Penitenciaría del Litoral".

Añadió que la fiscalía está "a la espera de que el juez legalice la detención y luego enviar el expediente a sorteo para que conozca un tribunal donde se ventilará el juicio".

Glas Viejó fue expulsado de Asunción por violar leyes migratorias tras haber sido detenido el martes.

El comisario Fabio Sanabria, director de la oficina local de Interpol en la capital paraguaya, informó que Glas Viejó "fue detenido en un barrio de Asunción durante una inspección rutinaria de documentos de identidad".

Agregó que "vivía en Asunción irregularmente desde el 29 de octubre de 2011, cuando ingresó desde la Argentina por el puesto fronterizo Colonia Falcón, vecina de la ciudad Clorinda, provincia de Formosa; poseía pasaporte alemán y no ecuatoriano".

Sanabria aclaró que el ciudadano ecuatoriano, de 72 años, fue expulsado hacia Guayaquil y embarcado en un avión la noche del martes custodiado por un personal de Interpol "porque Paraguay y Ecuador no firmaron aún un convenio de extradición".

La Fiscalía General de Ecuador informó que en marzo de 2013 "emitió un dictamen acusatorio en contra de Glas Viejó, y que el juez de Garantías Penales lo llamó a juicio para que sea juzgado por su presunta participación en el delito de violación sexual a una menor de edad".

Recordó que la Fiscalía presentó en su acusación el testimonio de la menor, "además la partida de nacimiento de la víctima... (tenía 13 años), quien producto del abuso sexual quedó embarazada".

Los informes de Interpol señalan que la niña era alumna de una escuela de enseñanza básica de Guayaquil de la que Glas Viejó era el director. La niña es hija de la portera del colegio, una mujer de escasos ingresos económicos.