Kidman: Estoy casada con un príncipe

Nicole Kidman nunca ha tenido que decidir, como Grace Kelly, dejar la actuación para comenzar una nueva vida como princesa de Mónaco. Pero rara vez ha encontrado el equilibrio entre su carrera y su vida personal.

"Cuando gané el Oscar, me fui a casa y no tenía (amor) en mi vida", dijo Kidman, quien ganó el Premio de la Academia a la mejor actriz por "The Hours" en 2003, dos años después de su divorcio de Tom Cruise. "Esa fue la experiencia de soledad más intensa que he vivido".

Kidman encarna a Kelly en "Grace of Monaco", que se estrenó el miércoles como la cinta inaugural del Festival de Cine de Cannes. El filme sigue a Kelly tras su matrimonio con el príncipe Rainier de Mónaco (interpretado por Tim Roth) mientras se ajusta a la vida real y rompe lazos con Hollywood.

"De manera extraña para mí, los más grandes logros han coincidido con los más grandes fracasos", dijo Kidman. "Así que (durante) mis éxitos profesionales muchas veces he estado pasando por malos momentos personales y han chocado. Siempre me ha exasperado que sea de ese modo. Espero que algún día pueda tener (al mismo tiempo) un éxito profesional y uno personal".

Kidman dijo que no tuvo que ir muy lejos para entender a Kelly, aunque sus esposos sean muy diferentes.

"Estoy casada con un príncipe", dijo la actriz sobre el músico Keith Urban, con quien se casó en el 2006. "Un príncipe country".