Mundial: Uruguay realiza su primer entrenamiento

Con apenas cuatro de los 25 jugadores preseleccionados, la selección de Uruguay realizó hoy su primer entrenamiento con las miras puestas en el Mundial de Brasil, que comenzará dentro de 29 días.

El técnico Oscar Washington Tabárez dirigió la práctica de la que participaron los defensas Diego Lugano (capitán de la selección y jugador de West Bromwich de Inglaterra) y Jorge Fucile (Porto, Portugal), y los volantes Egidio Arévalo Ríos (Monarcas Morelia, México) y Gastón Ramírez (Southampton, Inglaterra).

En una de las canchas del complejo Uruguay Celeste, lugar de concentración oficial de la selección, los cuatro jugadores presentes hicieron un "picado" informal junto con algunos integrantes de la selección sub20 de Uruguay, y luego ejercicios físicos y de estiramiento.

Tras la práctica, Lugano dijo que Uruguay debe cuidarse de descargar demasiada responsabilidad sobre los hombros de sus dos grandes figuras, Luis Suárez y Edinson Cavani, los goleadores que brillan en Liverpool de Inglaterra y París Saint Germain de Francia, respectivamente.

"Ojalá (Suárez) llegue con todas las pilas cargadas para que nos ayude a hacer un gran Mundial", dijo el capitán uruguayo, pero se apresuró a aclarar que eso no significa "depositarle a él y a Edi toda la responsabilidad. Simplemente son nuestras figuras. Pero la responsabilidad aquí es de todos, principalmente de los más grandes".

Lugano se explayó sobre Suárez, a quien enfrentó semanas atrás en un partido entre su club West Bromwich y Liverpool. "Es por lejos el mejor jugador uruguayo que ha salido en las últimas décadas. Es un privilegio tenerlo como compañero y una tortura tenerlo como rival".

Agregó que en Inglaterra hay "mucho respeto" por el seleccionado uruguayo "no por su historia sino por su actualidad, por la calidad de sus jugadores. Eso es sin duda un motivo de orgullo".

El capitán uruguayo elaboró sobre las diferencias de organización e infraestructura entre la liga Premier y el fútbol local de Uruguay, y dijo que es "increíble" que los celestes se puedan medir de igual a igual en el fútbol inglés.

"Estando en Inglaterra, viviendo ese fútbol, ese clima, esa organización, esa estructura, en ese nivel que vean a Uruguay como un potencial rival que pueda estar a la altura o por encima de ellos es increíble. Es increíble porque no podríamos ni atarle los cordones (de los zapatos) si fuéramos a analizar fútbol a fútbol", señaló. Lugano agregó que siente al respecto "una sensación extraña de orgullo, por lo que el fútbol uruguayo ha conseguido, y de vergüenza por lo lejos que estamos en muchos aspectos".

Fucile, por su parte, señaló que la conquista de Uruguay del Mundial de 1950 con un triunfo 2-1 sobre Brasil en el estadio Maracaná --el Maracanazo-- no tiene nada que ver con este torneo.

"Obviamente aquello está en nuestra historia. Nacemos y ya nos están hablando del gran Maracanazo. Pero esta es una historia diferente. El Maracanazo ya pasó. Ahora la historia tenemos que escribirla nosotros", manifestó.

Tabárez dijo a The Associated Press que el resto de los futbolistas se irá sumando a medida que vayan terminando las competencias en las ligas en las que actúan. Nicolás Lodeiro (Botafogo, Brasil) se encontraba presente en el Complejo Celeste pero no entrenó porque recién había arribado a Uruguay.