Citi despide a 11 por caso de fraude en México

Citigroup despidió a 11 empleados de su unidad mexicana Banamex por no haber impedido un fraude del que presuntamente fue víctima por parte de una compañía petrolera nacional y que afectó sus ingresos en 2013.

Los 11 empleados son de diversos niveles jerárquicos y no se descarta que más personas sean sancionadas, informó el miércoles en un comunicado Banamex.

Citigroup informó a finales de febrero que su filial en México había sido víctima de un fraude por parte de Oceanografía, una empresa petrolera mexicana que presentó al banco cuentas por cobrar falsificadas para obtener préstamos a los que no calificaba. Las cuentas por cobrar respaldarían 585 millones de dólares en créditos, pero Citi sólo pudo validar el respaldo de 185 millones de dólares.

Las cuentas falsificadas para mostrar que Pemex había aprobado los trabajos y luego fueron procesadas por un empleado de Banamex, según informó inicialmente Citigroup.

Banamex señaló que los 11 empleados despedidos "no cumplieron con los estándares de supervisión esperados de sus responsabilidades".

Citado en el comunicado, el director general del Grupo Financiero Banamex, Javier Arrigunaga, refirió que a lo largo de dos meses se hizo una investigación interna para conocer cómo se cometió el presunto fraude, aunque no dio detalles.

Las autoridades mexicanas tomaron el control también a finales de febrero de Oceanografía, que pedía prestado para cubrir trabajos que realizaba a la estatal Petróleos Mexicanos.

Para marzo, el dueño de Oceanografía Amado Yáñez fue detenido y se mantiene sujeto a prisión preventiva mientras se amplía la investigación en su contra.

Fundada en 1968, Oceanografía ofrecía servicios para la industria petrolera en áreas como ingeniería marina, mantenimiento a estructuras marinas y construcción de ductos submarinos.

Yáñez también es dueño del equipo de primera división de fútbol Querétaro, que se encuentra también bajo control de las autoridades financieras que intervinieron Oceanografía.

Las autoridades investigan si el Querétaro fue utilizado para realizar actividades de lavado de dinero por parte de Yáñez.