Hagel: No se debilitará seguridad de Golfo Pérsico

Chuck Hagel, secretario estadounidense de Defensa, prometió a los aliados de Estados Unidos en el Golfo Pérsico que las negociaciones para contener el programa nuclear de Irán no debilitarán su seguridad.

En su discurso de apertura en una conferencia con sus homólogos del golfo, Hagel señaló que Washington espera avances esta semana en las negociaciones realizadas en Viena para delinear un acuerdo con Irán.

"En momentos en que avanzan las negociaciones, quiero asegurarles dos cosas", subrayó Hagel ante el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo Pérsico (GCC por sus iniciales en inglés). "Primero, estas negociaciones bajo ninguna circunstancia cambiarán seguridad regional por concesiones respecto al programa nuclear de Irán".

"Segundo, aunque preferimos firmemente una solución diplomática, Estados Unidos mantendrá la postura y estará preparado para asegurar que Irán no adquiera un arma nuclear, y que Irán acate los términos de cualquier potencial acuerdo", continuó el jefe del Pentágono.

Incluso si Teherán se retira de las negociaciones nucleares, Hagel dijo que "Estados Unidos sigue comprometido con la seguridad de nuestros socios del golfo". Señaló que hay aproximadamente 35.000 soldados estadounidenses en la región del Golfo Pérsico.

Después de su reunión con los ministros del golfo, Hagel dijo que todos ellos estuvieron de acuerdo en la necesidad de asegurar que el programa nuclear de Irán sea exclusivamente pacífico.

"Aunque señalamos que el involucramiento diplomático de Irán ha sido un desarrollo positivo, continuamos compartiendo profundas preocupaciones respecto a las actividades desestabilizadoras de Irán en toda la región, incluido su patrocinio al terrorismo, su apoyo al régimen del presidente Bashar Assad en Siria y sus esfuerzos para socavar la estabilidad en las naciones pertenecientes al GCC", dijo Hagel.

El secretario estadounidense se refirió además a la guerra civil en Siria, describiéndola como una confluencia de "extremismo violento, Estados frágiles y emergencias humanitarias".

"Estados Unidos sigue comprometido a trabajar con sus gobiernos hacia una solución negociada, política, que termine la violencia y conduzca a un gobierno representativo y receptivo", agregó.

Después de la reunión, Hagel dijo: "Nos comprometimos a profundizar nuestra cooperación para proporcionar ayuda a la oposición siria. Acordamos que nuestra asistencia debe ser complementaria, y que debe ser dirigida cuidadosamente a la oposición moderada".