Paraguay: secuestrado sigue vivo, dice ministro

El joven secuestrado por la guerrilla hace 42 días en el norte de Paraguay sigue con vida, dijo el miércoles el ministro del Interior Francisco de Vargas.

"Las informaciones de inteligencia que manejamos y que no podemos difundirlas nos indican que Arlan Fick está vivo", explicó en un intervalo de los actos oficiales con motivo de conmemorarse los 203 años de la independencia paraguaya.

El joven, de 16 años, fue capturado el 2 de abril por el grupo rebelde Ejército del Pueblo Paraguayo en el interior de la finca de su familia en Azotey, departamento de Concepción, a 440 kilómetros al norte de Asunción.

Los guerrilleros habían ingresado a la finca para robar alimentos cuando se enfrentaron con militares y policías. Durante el enfrentamiento fallecieron un militar y dos rebeldes. Los combatientes utilizaron al joven como escudo humano al retirarse hacia el interior de la selva.

La familia cumplió todos los requisitos que la guerrilla les exigió a cambio de la libertad del joven, como la entrega de víveres por 50.000 dólares a dos comunidades en extrema pobreza de la zona norte y la entrega de un video a la prensa en el que reivindicaban su lucha. Sin embargo, el joven no fue liberado.

El 21 de abril, soldados y policías que persiguen a la guerrilla en el norte de Paraguay se retiraron temporalmente de una zona conflictiva para permitir que los rebeldes liberen al joven.

El Ejército del Pueblo Paraguayo opera como guerrilla desde 2008 en los departamentos de Concepción, San Pedro y Canindeyú, en el norte del país. En seis años, durante sus ataques a haciendas y puestos de organismos de seguridad, ha matado a tres militares, 13 policías y 22 civiles.