Bachelet y Correa prometen reforzar Unasur

Los presidentes de Chile y Ecuador, Michelle Bachelet y Rafael Correa, expresaron el martes su decisión de fortalecer el proceso integracionista impulsado por la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur.

Correa, acompañado de 10 ministros de Estado, llegó a Chile para una visita oficial de dos días.

Durante una conferencia de prensa conjunta realizada en el palacio de gobierno de La Moneda, ambos fueron consultados sobre la impresión de que el proceso de integración regional está perdiendo vigor.

Bachelet respondió que la intención de su gobierno "es trabajar muy fuertemente para fortalecer, reforzar todas las tareas que Unasur ha seguido llevando adelante. Creemos que eso es indispensable por muchas razones".

Dijo que en el mundo están pasando muchas cosas, y "queremos también incidir en esas decisiones globales".

Agregó que "si hay una percepción de que se está desacelerando, lo que hay que hacer es ponerle nuevamente un motor y trabajar con fuerza por ello".

Correa opinó que sí se ha desacelerado el proceso integracionista, pero "no por falta de voluntad de los gobiernos, de los mandatarios, sino por factores que van más allá de nuestra deliberada intención".

"Han ocurrido acontecimientos que han desacelerado la integración", dijo el mandatario, quien citó como ejemplos las muertes de los expresidentes Néstor Kirchner, de Argentina, y Hugo Chávez, de Venezuela.

El actual secretario general de Unasur, el venezolano Alí Rodríguez, "está gravemente enfermo", indicó.

"Esto no debe desanimarnos, sino comprometernos a aunar esfuerzos para retomar el dinamismo de esa integración", agregó.

Correa será distinguido el jueves con un doctorado honoris causa por la Universidad de Santiago de Chile y pronunciará una conferencia en la sede regional de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Unasur está integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guayana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.