Gobernador de California presenta presupuesto

Los imprevistos pero fuertes aumentos de ingresos por concepto de impuestos en California impulsaron el plan de gastos de Jerry Brown a un nivel récord el martes, pero el gobernador demócrata advirtió que el superávit es necesario para enfrentar costos de salud más elevados de lo esperado y cubrir un déficit en el sistema de pensiones de los maestros.

El gobernador pronostica un gasto de 107.800 millones de dólares provenientes del fondo general, la cuenta principal del estado para pagar las operaciones diarias, con lo que el gasto total de la entidad asciende a 156.200 millones de dólares para el año fiscal que comienza el 1 de julio. Eso es 1.000 millones más que el plan para el fondo general que Brown propuso en enero.

La cifra representa un aumento de 24% sobre el presupuesto de 87.000 millones para el fondo general aprobado durante el año fiscal 2011-12, el punto más álgido de la recesión, cuando California recortó miles de millones de dólares a programas estatales y tuvo que cesantear temporalmente a los trabajadores estatales.

"Puedo decirles que es una buena noticia para California", dijo Brown el martes a los periodistas.

La recaudación de impuestos en el año fiscal en curso es más de 2.000 millones por encima de lo planeado, pero la oficina del gobernador dijo que los gastos aumentaron a un nivel similar.

California puede esperar aproximadamente 1.200 millones de dólares en costos adicionales este año en el Medi-Cal, el programa estatal de seguro de salud para los pobres, que ahora tiene 1,4 millones más de pacientes que lo pronosticado por el estado en enero. La oficina de Brown dijo que el costo adicional se incrementará a 2.400 millones de dólares en el próximo año fiscal a medida que se inscriban aún más personas debido a una ampliación a tenor con la Ley de Servicios Médicos Asequibles.

El gobierno de Brown había pronosticado que 10,5 millones de personas se inscribirían en el Medi-Cal en el año fiscal 2014-15, pero ahora calcula que 11,5 millones estarán cubiertos.

Los republicanos elogiaron al gobernador por mostrarse cauteloso. Pero Connie Conway, de Tulare, líder de la minoría republicana en la Asamblea, dijo estar preocupada por el alza en los gastos de los servicios médicos.

"Es un dinero que nos dijeron que no tendríamos que gastar", afirmó.

El plan de gastos también incluye una propuesta a 30 años para empezar a pagar los enormes pasivos de California en el sistema de pensión de los maestros, cuyos costos se dividirían entre el estado, los distritos escolares y los maestros, con aproximadamente 450 millones de dólares asignados a ese rubro en 2014-15. La Oficina del Analista Legislativo del estado ha calculado que el pasivo total es de casi 74.000 millones de dólares.

Ahora el plan de Brown pasa a la Legislatura, donde muchos demócratas desean restaurar los servicios sociales y tomar medidas para combatir la pobreza. El gobernador está a favor de un enfoque que priorice el ahorro, así como el pago de las deudas del estado y los pasivos.