Hombre estrella vehículo contra estación de TV

Un hombre que decía ser Dios estrelló un camión en las instalaciones de una estación de televisión del área de Baltimore el martes, dejando un boquete en el frente del edificio, mientras reporteros y otros miembros del personal corrían alejándose del lugar.

La policía continuaba buscando al conductor por la tarde. Las autoridades señalaron que no conocían de algún motivo para el ataque y que no se encontraron armas en el interior del vehículo, pero consideran que el chofer podría ser peligroso porque lanzó el camión contra un edificio ocupado.

Michael Marion estaba en su oficina en el vestíbulo del edificio de WMAR-TV cuando escuchó que alguien golpeaba violentamente la puerta de seguridad alrededor de las 11:45 a.m. La persona exigió que se le permitiera entrar, diciendo: "Yo soy Dios, yo soy Dios", relató Marion.

"Escuché una serie de choques", comentó Marion. "Y lo siguiente que vi es que lo único que había entre el camión y el vestíbulo era una puerta. Escuche un último choque. Vi a través de la puerta, y para entonces el camión estaba entrando en el vestíbulo".

La estación cree que todos quienes estaban en el interior lograron salir ilesos del edificio, dijo la directora de noticias Kelly Groft a The Associated Press en entrevista telefónica.

"Una vez que comenzó a colapsar el vestíbulo, supimos que era el momento de salir", dijo Groft. "Él condujo a través de las puertas hasta el área principal", agregó.

La policía del condado de Baltimore señaló que 55 personas evacuaron el edificio, pero que no estaban seguros si habían salido todos. En el lugar trabajan aproximadamente 120 empleados, según el propietario de la estación E.W. Scripps Co.

Groft dijo que la estación realizó un conteo de personal, aunque algunas personas brincaron a sus autos y se retiraron del sitio, y otros estaban en asignaciones de trabajo.

La policía dijo que no había reporte de que se hubieran disparado armas.

"Hasta donde sé todos están a salvo", dijo el capitán Brian Kelly, del Departamento de Policía del condado de Baltimore, quien estaba cerca del lugar del incidente.

En el frente del edificio de dos pisos que tiene una redacción de noticias y un estudio en el primer nivel se podía ver un hueco del tamaño de varias puertas de cochera. El inmueble se encuentra en una calle muy transitada que conecta los suburbios con Baltimore, cerca del límite del condado de la ciudad, y aunque se bloquearon partes del camino, los conductores podían llegar a un centro comercial adyacente.

Al lado de la estación fue cerrada una escuela por precaución, pero los estudiantes, escoltados por personal hasta entregarlos a sus padres, comenzaron a salir aproximadamente a las 2:30 p.m.