México anuncia plan contra violencia en Tamaulipas

El gobierno federal anunció el martes un plan de seguridad con el que busca reducir una nueva oleada de violencia del narcotráfico que ha afectado en los últimos meses a Tamaulipas, un estado fronterizo con Estados Unidos clave para el tráfico de drogas y migrantes.

El secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, informó que el estado se dividirá en cuatro zonas y en cada una se tendrá un mando militar o naval que coordinará acciones encaminadas a desarticular a organizaciones criminales e intentar cerrar rutas de tráfico de drogas, pero también de armas, personas y dinero.

También se desplegarán más elementos en cinco puntos de carreteras que conectan la capital Ciudad Victoria con las ciudades fronterizas de Matamoros y Reynosa y la sureña de Tampico que en las últimas semanas han visto enfrentamientos y tiroteos.

Osorio dijo que se harán patrullajes las 24 horas en las principales zonas urbanas del estado.

Tamaulipas es el segundo estado en el que el gobierno federal anuncia una intervención especial por el deterioro de la seguridad. El primero fue Michoacán, en el occidente del país y aterrorizado por el cartel de Los Caballeros Templarios, donde a finales de enero se nombró un comisionado federal.

El funcionario no informó en cuánto se incrementará la fuerza policial y militar en Tamaulipas, que por varios años ha sido escenario de una guerra territorial entre los carteles de las drogas rivales de Los Zetas y Golfo.

Aunque hacia 2012 los hechos de violencia amainaron por un tiempo, en los últimos meses se han reactivado los enfrentamientos, tiroteos y asesinatos, que el gobierno federal atribuye a los golpes dados a las organizaciones.

Raúl Benítez, experto en seguridad de Universidad Nacional Autónoma de México, dijo a The Associated Press que Tamaulipas representará para el gobierno un desafío mayor que el que ha tenido en Michoacán, donde sólo se tiene un gran cartel, Los Caballeros Templarios.

"Van a ser más problemas (en Tamaulipas)... porque hay un enfrentamiento entre dos carteles y el gobierno tiene que actuar contra dos enemigos" dijo el experto. "(Y) son de los carteles mejores armados".

El grupo de Los Zetas, fundado en la década de 1990 por militares de élite que desertaron, es considerado como uno de los más sanguinarios en el país e inicialmente fungió como el brazo armado del Cartel del Golfo hasta su ruptura en 2010. Desde entonces, ambas organizaciones han mantenido batallas sangrientas.

El gobierno ha dado en el último año importantes golpes, incluida la detención o muerte de sus principales líderes, aunque eso no ha reducido la violencia.

Apenas el domingo, miles de personas marcharon vestidas de blanco en Tampico para demandar paz.

"Nosotros como sociedad tenemos la obligación de seguir presionando", dijo a la AP Eduardo Cantú, un empresario de Tampico que promovió la marcha. "Ya despertamos por primera vez, vencimos el miedo, el miedo realmente es tremendo", añadió.

____

Contribuyó con esta historia el periodista de The Associated Press Mark Stevenson desde ciudad de México