S&P 500 cruza los 1.900, pero cierra apenas debajo

El índice Standard & Poor's cruzó brevemente el martes las 1.900 unidades por primera vez, pero cerró ligeramente por debajo de esa cota.

El S&P 500*s llegó a 1.902 puntos, aunque luego finalizó en 1.897,45, un avance de menos de 0,1% que de todas formas es un máximo histórico por una fracción de punto.

Por su parte, el promedio industrial Dow Jones subió 19,97 puntos (0,1 a 16.715,44.

El índice compuesto Nasdaq fue el más rezagado de la jornada y perdió 13,7 unidades (0,3 para cerrar en 4.130,17.

Los mercados han subido debido a que los inversionistas confían en que la economía comenzará a acelerar este año luego de un frío invierno que obstruyó el crecimiento. Las ganancias corporativas del primer trimestre fueron mejores de lo esperado, lo que impulsó al mercado.

Que el S&P 500 supere los 1.900 depende ahora de cómo se desenvuelva la economía, dijo John Canally, estratega de mercado en jefe de LPL Financial. Si el crecimiento flaquea, los mercados financieros bajarán, agregó.

"Pero si la economía cumple las expectativas... y la economía global puede acelerar, volveremos a ver los 1.900 y diremos: 'Fue sólo una parada en el camino a los 2.000", agregó.

Keurig Green Mountain fue el mayor ganador del S&P 500. Sus acciones subieron 7,6% a 119,07 dólares después que Coca-Cola informó que aumentó a 16% su participación accionaria en Keurig.

Los inversionistas también sopesaron las utilidades corporativas.

McKesson subió 3,3% a 180 dólares después que la distribuidora de medicamentos dijo el lunes que sus ingresos netos subieron 43% en su cuarto trimestre fiscal.

La compañía de cosméticos Elizabeth Arden se desplomó 23% a 27,50 dólares luego de que reportó una inesperada pérdida trimestral.

Pero en general, las ganancias del primer trimestre han sido mejores de lo que los analistas esperaban.

Casi todas las compañías del S&P 500 han reportado sus resultados financieros, y se prevé que las ganancias crezcan 3,3% cuando se factoricen los datos definitivos, de acuerdo con S&P Capital IQ. Hace tres semanas, los analistas pronosticaban que las ganancias caerían 1,1%.

Otra señal alentadora fue que el crecimiento de los ingresos de las compañías aceleró en el trimestre a 3,2%, comparado con 1,6% del cuarto trimestre.

Pero existen inquietudes dentro y fuera de Estados Unidos, tales como las tensiones con Rusia después de que se anexó la región ucraniana de Crimea.

Otro factor es que las acciones, habiendo subido durante más de cinco años, ya no son la ganga que solían ser.

"En 2009 el mercado era barato. Ahora se ha revalorado, quizá un poco de más", dijo Canally, de LPL Financial.

En materia de deuda, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años, de referencia, bajó de 2,66% a 2,61%.