Renzi: Expo Milán se realizará pese a escándalo

El primer ministro italiano dijo el martes que los preparativos de la feria mundial Expo Milán 2015 continuarán a pesar de un escándalo de corrupción que recuerda los enormes sobornos de la década de 1990, que derribaron el orden político de posguerra.

Los fiscales de Milán ordenaron la semana pasada siete arrestos en una investigación sobre sobornos relacionados con infraestructura en Lombardía, incluso 180 millones de euros (250 millones de dólares) en contratos de construcción adjudicados a la Expo 2015, un evento de exhibición en el que participan cerca de 150 países y que se espera inyecte millones de dólares en la economía de Milán.

Los sospechosos incluyen al gerente de construcción de la Expo y dos políticos señalados de ser los intermediarios en negocios de infraestructura que habían sido encarcelados durante las investigaciones por corrupción de la década de 1990, para muchos una señal de que poco ha cambiado en más de dos décadas.

"Confieso que tengo una sensación de desaliento cuando veo las imágenes de una mano en una chaqueta que saca un sobre y los mismos nombres de un pasado que debería haber sido archivado y enterrado", dijo a periodistas el primer ministro, Matteo Renzi, tras reunirse con los directivos de la Expo.

Renzi viajó con su zar de la lucha contra la corrupción a Milán para tratar de contener las repercusiones políticas del escándalo, que ha dado un impulso al Movimiento 5 Estrellas liderado por el cómico Beppe Grillo, que se opone al establecimiento, a sólo dos semanas de las elecciones al Parlamento Europeo.

El primer ministro dijo que no prestaría atención a los llamamientos de Grillo para detener las obras de la Expo, que se inaugurará en mayo del próximo año.

"Quien roba debe ser detenido. Uno no detiene el proyecto. Uno detiene a los ladrones", dijo Renzi.

El premier se ha comprometido a relevar a la vieja guardia y acabar con las viejas prácticas en Italia. El mes pasado nombró a un ex fiscal antimafia, Raffaele Cantone, para dirigir un grupo de trabajo contra la corrupción y la semana pasada le encargó concentrarse en los contratos de obras públicas para la Expo.

La industria italiana ha manifestado su apoyo a los renovados esfuerzos del gobierno para erradicar la corrupción en el país, que se ubicó 69no el año pasado en el ranking de Transparencia Internacional sobre la percepción del nivel de corrupción en el sector público, detrás de Montenegro y apenas adelante de Kuwait.