Puig extiende racha de imparables y Dodgers gana

Dan Haren, ya un veterano en grandes ligas, ha hecho una costumbre de lanzar varias entradas luego de permitir carreras al comienzo del partido. El lunes por la noche pudo hacerlo una vez más contra los Marlins de Miami gracias a un jonrón decisivo del cubano Yasiel Puig.

Puig amplió a 12 juegos su seguidilla bateando de hit, al sonar su tercer jonrón en cuatro días, un leñazo de tres carreras que ayudó para que los Dodgers de Los Ángeles superaran el lunes 6-5 a los Marlins de Florida.

Puig, quien ha logrado la mejor racha de su vida conectando de hit, negoció además un boleto con las bases llenas.

Haren (5-1) se sobrepuso a un inicio titubeante en el que permitió tres carreras y siete imparables sin dar pasaportes. Haren había perdido sus cuatro salidas anteriores frente a los Marlins y ahora está 2-6 contra ellos; su victoria anterior data del 2009m cuando jugaba para los Diamondbacks.

"Toda la campaña ha hecho eso", dijo el guardabosque de los Dodgers André Ethier. "Lo visto hacerlo con nosotros, y también en los años que jugué contra él. Puede que conceda unas carreras pero luego encuentra la manera de hacer lanzamientos de calidad y saca a los bateadores, y dura siete u ocho entradas en el montículo".

En la tercera entrada Christian Yelich se enredó con un lanzamiento de Haren y lo envió a las gradas para su cuarto vuelacercas de la campaña, con lo que puso al frente a los Marlins. Fue el primero de cuatro imparables que Haren permitió, entre los que estuvieron un sencillo productor de una carrera de Giancarlo Stanton, quien extendió su racha bateando de hit a 14 juegos, pero la entrada se terminó cuando Jarrod Saltalamacchia bateó un rodado para doble matanza.

Después de eso Haren sólo permitió un imparable más, un doblete de Stanton sin nadie en base en la sexta.

"Dan es muy inteligente y siempre hace ajustes", dijo el entrenador de lanzadores de los Dodgers Rick Honeycutt. "Es un gran competidor, sin duda, y sigue ejecutando lo que quiere hacer. Él analiza lo que sucede y sabe qué puede hacer. Y las más de las veces, funciona bastante bien".

Brian Wilson heredó de Haren una ventaja de 6-3 y de inmediato dio un pasaporte a Christian Yelich. Al siguiente lanzamiento, el emergente y ex Dodger Reed Johnson sacudió un jonrón.

Sin embargo, Kenley Jansen resolvió en forma inmaculada el noveno episodio para su duodécimo salvamento, un día después de que permitió tres anotaciones en la décima entrada de una derrota por 7-4 ante San Francisco.

"Ayer simplemente no funcionó, pero esta noche lanzó extremadamente bien", dijo Honeycutt. "En ocasiones necesitas esos momentos para ponerte en marcha de nuevo. En cuanto llegué hoy, Kenley me dijo: 'estoy disponible'''.

Yelich dio una ventaja de 3-1 a Tom Koehler (3-3) mediante un jonrón en solitario en el tercer acto. Sin embargo, el derecho de los Marlins no sobrevivió al cuarto capítulo.

Dio boleto al octavo bate Drew Butera y a Dee Gordon, con dos outs. Puig encontró el siguiente lanzamiento y puso la esférica en las butacas, entre el jardín izquierdo y el central, para su sexto jonrón del año, lo que puso arriba a Los Ángeles por 4-3.

"Es muy agresivo y muy bueno trabajando sobre el primer lanzamiento. Y si no recibe una buena pelota sabe trabajar el conteo y preparando un imparable", dijo Ethier.

Koehler aceptó cuatro carreras, seis imparables y dio cinco pasaportes en cinco entradas y 2/3. En sus dos salidas previas lanzó 15 entradas sin recibir carrera y concediendo apenas cinco imparables en una victoria sobre los Dodgers en Miami y un juego sin decisión ante los Mets.

"Es muy decepcionante. Tuve serios problemas con el control y las curvas", dijo Koehler. "Tiré unas pelotas rápidas buenas pero cuando no puedes lanzar curvas los bateadores se concentran en las rápidas. Y cuando lanzas una curva a un tipo que siempre le tira a la primera pelota y la encuentra te llevas un golpe devastador".

Los Dodgers agregaron dos carreras más en la quinta, entre ellas con el sencillo productor de Ethier luego de que Matt Kemp fuera golpeado por un lanzamiento de Henry Rodríguez y se robara la base en la siguiente pelota a home. Rodríguez también concedió una carrera al dar un pasaporte con las bases llenas a Puig.

Kemp jugó su partido de temporada regular número 1.000 y bateó un sencillo en la segunda entrada, además se robó la segunda base antes de que un sencillo de Haren lo llevara a home para la carrera del empate a 1.

En otros partidos Detroit venció a Baltimore 4-1, Mets 9-7 a Yanquis, Toronto 7-3 a Angelinos, Texas 4-0 a Houston, Oakland 5-4 a Medias Blancas de Chicago y Seattle 12-5 a Tampa Bay.

Cachorros de Chicago apaleó a San Luis 17-5, Washington venció 6-5 a Arizona y San Francisco 4-2 a Atlanta.