México: dos finalistas con un mismo dueño

Aunque los dos equipos finalistas del torneo Clausura mexicano pertenecen a la misma empresa no hay por qué entrar en especulaciones sobre un posible arreglo del resultado, dijo el lunes el vicepresidente deportivo del Grupo Pachuca, Andrés Fassi.

León y Pachuca se enfrentarán el jueves en el partido de ida por la final del torneo local. Los dos equipos pertenecen en 70% al Grupo Pachuca y el restante 30% está en manos del multimillonario Carlos Slim.

"No hay que ir con especulaciones que no tienen validez, los dos equipos quieren ser campeones, tienen su autonomía y su fuerza, llegaron a la final por peso propio", dijo Fassi en una improvisada rueda de prensa en las inmediaciones de la Federación Mexicana de Fútbol.

Este no será el primer caso de una final que se disputa entre dos clubes de una misma empresa. América y Necaxa, que eran propiedad de la cadena Televisa, se enfrentaron en el torneo Verano 2002.

"Para nosotros, no hay morbo de ningún tipo y más con la integridad de cómo se ha manejado este grupo durante 20 años. Ni se nos cruza por la cabeza esa situación (de arreglar la final), se puede dar a través de especulaciones o cosas que no tienen validez, porque se dicen sin que se conozca el espíritu y valores que manejamos", añadió Fassi.

Las críticas a la llamada multipropiedad en México han abundado desde hace años. Televisa llegó a ser dueña hasta de tres equipos en forma simultánea, y TV Azteca, la televisora rival, controla actualmente un par de clubes.

Pero el año pasado, en momentos en que Slim se decidió a incursionar como empresario en el fútbol, los dueños de la liga mexicana se pronunciaron a favor de abolir la multipropiedad y se acordó que para el 2018, ningún grupo poseería más de un equipo.

"Los plazos en el marco de tenencia de equipos están perfectamente claros", dijo el lunes el presidente de la liga, Decio De María. "Hay plazos finitos que conocen los 18 equipos que se tienen que cumplir. En 2018 tienen que suceder situaciones y es del conocimiento de los 18 equipos".

Slim entró al mundo del fútbol en septiembre del año pasado, cuando a través de su compañía de telecomunicaciones América Móvil adquirió el 30% de las acciones del León y del Pachuca, ambos equipos de la primera.

En diciembre, el empresario compró a Estudiantes Tecos, de la liga de ascenso.

"En lugar de hablar de un perjuicio de la multipropiedad. Yo creo que si en el fútbol mexicano existieran más instituciones con la visión y el amor al fútbol que tenemos, tendríamos entre las seis o siete mejores ligas del mundo", aseguró Fassi.

"Es triste estas especulaciones pero el que nada debe, nada teme, aunque es triste a veces que gente que tiene un micrófono diga ese tipo de especulaciones en lugar de dar a conocer tantas cosas lindas que ha hecho este grupo", añadió el dirigente.

En el pasado, Televisa llegó a tener a tres equipos en primera división --América, Necaxa y San Luis_, ahora sólo mantiene a las Águilas en la máxima categoría, mientras que TV Azteca, la segunda cadena del país, ahora es dueña de Morelia y Atlas, que fue adquirido en diciembre pasado a pesar de la nueva reglamentación.

La incursión de Slim en el fútbol presentó el primer reto a las televisoras en un terreno que era de su dominio exclusivo: los derechos de transmisión de los 18 equipos de primera división.