Bianca Marroquín: soy una artista muy musical

Muchos la ubican como la primera mexicana en estelarizar un musical en Broadway, pero la actriz Bianca Marroquín asegura que con la llegada de "El mundo era mío", su primer álbum, no busca parecer una cantante producida efímeramente.

La actriz indicó que desde su juventud soñó con lanzar un disco y siempre ha sido una artista "muy musical".

"No pretendo ser nada que no soy. No estoy tratando de ser alguien (más). Toco piano desde que tengo uso de razón, guitarra. Compongo toda mi vida, desde que se murió mi mejor amiga Paloma, tenía 12 años, y a raíz de eso empecé a escribir a escribir. Siempre he sido así ... siempre quise sacar un disco, desde que tengo 21 años", dijo Marroquín, de ahora 38 años, el lunes en entrevista con The Associated Press. "Soy, al final, de cuentas una artista muy musical, que me gusta contar historias en la pantalla, con mis canciones o bailando. Eso es lo que soy".

"El mundo era mío" (Young Pals Records International) será lanzado el martes en Estados Unidos y posteriormente en México.

Catalogado por Marroquín como "ecléctico" y "poco usual", la producción, incluye 11 temas, en inglés y en español.

La también bailarina, criada entre las ciudades fronterizas de Matamoros, México y Brownsville, Texas, contó que hace dos años grabó un álbum en México que nunca se lanzó, pues los productores le señalaban que debía cantar en español al ser mexicana.

"Pero yo vengo de la frontera", contó. "No estoy pretendiendo nada al cantar en otro idioma que es mi idioma maternal. Mi madre era americana, mi padre mexicano, y yo vivía en Matamoros y cruzaba el puente todas las mañanas para ir a la escuela en Texas, desde que tengo tres años. Mi cerebro así funciona, por eso se me abrió la puerta en Broadway", defendió.

Cinco de las canciones del disco fueron coescritas por Marroquín.

"Compongo desde 14 años, no fue nada más por hacer un disco, antes de morirme (dije): 'tengo que sacar a la luz todas estas rolas (canciones) que yo traigo''', expresó. "Hay canciones que me surgieron en inglés, y otras que llegaron en mi mente en español", señaló sobre los temas en los que tomó inspiración de experiencias de su vida, que incluyen desde la celebración de la vida como "El mundo era mío", hasta las traiciones que ha enfrentado y que plasmó en "One life".

"Esto es lo que he aprendido. Para no volverse uno loca y vivir en la depresión lo primero que tienes que hacer es aceptar el cambio, soltar, dar gracias y abrir para lo que viene"

Desde el 2002, Marroquín ha estelarizado "Chicago" en Broadway, montaje en el que encarna a Roxie Hart. Su nombre también ha figurado en el aclamado "In the Heights".

Posteriormente participó como juez de los programas televisivos de talentos "Mira quién baila" y "Pequeños Gigantes" y en 2011 debutó como protagonista de la telenovela "Esperanza del corazón" y actualmente forma parte del equipo de jueces de "Bailando por un sueño".

Para dar vida al álbum, tuvo que olvidarse de los escenarios teatrales y de la pantalla chica y en cambio se paró con aplomo en el estudio de grabación, en el cual tuvo que acoplarse a la presencia de instrumentos en vivo para cumplir con las exigencias vocales.

"Automáticamente sucede", indicó sobre ese reto. "Es otra sensación, es más airoso, más personal, más íntimo. Te adaptas al escenario que te ponga la vida", indicó.

Marroquín dice que no busca que la ubiquen de una forma particular en el ruedo musical.

"No le eché pensamiento a eso. Es algo que se había estado gestando desde hace tiempo", señaló. "La gente ya me ubica en Broadway, pues ni modo que no grabe mi música. Porque, si me apasiona y lo amo, lo hago del corazón y quiero compartir mis canciones ... no me quiero quedar con las ganas".