Musulmanes piden evaluar película sobre el 11Sep

Activistas por los derechos de los musulmanes y expertos han aumentado la presión sobre la dirección del museo de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York para que edite o por lo menos permita a más eruditos ver un documental sobre al-Qaida antes de inaugurarlo.

Grupos musulmanes comenzaron a expresar su preocupación después que los integrantes del panel interreligioso de clérigos asesores del museo dijeron el mes pasado que la película vincula injustamente al islam con el terrorismo. Uno de los miembros renunció como protesta.

Ahora la rama en Nueva York del Consejo sobre Relaciones Estadounidenses-Islámicas le pidió al público el lunes que envíe cartas a las autoridades, exhortándolas a retirar cualquier "terminología antiislámica". Mientras tanto, unos 400 eruditos en historia y religión, profesores y ejecutivos de otros museos solicitaron el viernes al Museo Nacional Conmemorativo del 11 de Septiembre que permita que un amplio grupo de especialistas evalúe la breve película.

"Las etiquetas para describir a organizaciones como al-Qaida son objeto de intensa disputa entre los académicos, y en un ambiente público, sin una explicación adecuada y contexto histórico, estos términos podrían malinterpretarse fácilmente y asignar responsabilidad colectiva a los musulmanes y el islam", escribieron.

Un portavoz del museo no tuvo comentarios de inmediato el lunes, pero su director general Joe Daniels ha dicho que la institución respalda la investigación académica en la que se basa el breve documental, llamado "El ascenso de Al Qaida" y narrado por Brian Williams, conductor de la cadena NBC.

Daniels dijo que las autoridades del museo consideran que la cinta está "narrando objetivamente la historia de lo que ocurrió".

Sin embargo, el grupo interreligioso de clérigos les solicitó a los directivos del museo en una carta el mes pasado que reeditaran la película con el fin de dejar bien claro que no todos los musulmanes respaldan a los terroristas que efectuaron los atentados del 2001, en los que murieron miles de personas en el Centro de Comercio Mundial.

Un imán, el jeque Mostafá Elazabawy, de la mezquita Masjid de Manhattan, renunció al panel asesor en torno al asunto. En otra carta advirtió que la cinta, a menos que sea modificada, "ofenderá mucho" a los visitantes musulmanes.

El museo abre sus puertas el 21 de mayo.