Menudeo subyacente en EEUU salta en julio

Las ventas al por menor en Estados Unidos subieron ligeramente en julio pese a una contracción en las ventas de automóviles, mientras que la categoría de menudeo que excluye los rubros más volátiles experimentó su mayor salto en siete meses, indicio de que el gasto del consumidor podría fomentar el crecimiento económico en los próximos meses.

El Departamento de Comercio informó el martes que las ventas minoristas aumentaron un 0,2% en julio frente a junio. Las ventas crecieron un 0,6% en junio frente a mayo debido a más actividad de compraventa en el sector de automóviles.

El menudeo subyacente, que excluye rubros volátiles como los automóviles, la gasolina y materiales de construcción, aumentó un 0,5% en julio. Fue el mayor salto desde un aumento similar en diciembre.

Los inversionistas siguen atentamente las ventas al por menor por ser cada mes el primer indicio oficial del gasto del consumidor, que suma en Estados Unidos el 70% de la actividad económica.

El informe del martes es "consecuente con una aceleración decente" del gasto del consumidor en el tercer trimestre, dijo el economista Paul Dales, de la firma Capital Economics.

Dales señaló que el gasto del consumidor, que creció a un ritmo anual del 1,8% en el segundo trimestre, podría llegar a un ritmo anual del 2,5% o mayor en el tercer trimestre.

"Las familias podrían estar gastando un poco más en respuesta a los recientes avances en el empleo, el precio de las acciones y el modesto descongelamiento del crédito", dijo Dales.

Las ventas en las tiendas por departamentos subieron un 0,6% en julio, ante una contracción del 1,2% en junio. Una categoría más amplia de mercadería general, que abarca grandes cadenas detallistas como Wal-Mart y Target, creció un 0,4% tras no sufrir cambios en junio.

La venta en gasolineras aumentó un 0,9%, debido en parte al encarecimiento de ese combustible. Con la exclusión de la gasolina, el menudeo habría crecido en julio un 0,1%.

Las ventas en los comercios de ropa subieron un 0,9% y la de los supermercados y restaurantes un 0,6%. En las mueblerías, las ventas bajaron un 1,45%. Las compras en los comercios de materiales de construcción y electrodomésticos también cedieron terreno.

La economía estadounidense creció a un flojo ritmo anual del 1,1% en el primer trimestre y un 1,7% en el segundo. Sin embargo, muchos economistas creen que el crecimiento repuntará en el segundo semestre del año a un ritmo anual del 2,5%.

Ese optimismo se debe en parte a la noción de que el gasto del consumidor se fortalecerá el resto del año, a medida que los efectos del aumento fiscal de este año y las reducciones del gasto comiencen a desaparecer. Los economistas creen además que la mejora constante en el sector de la vivienda y mayores precios en la bolsa hará sentirse a la gente más cómoda al gastar dinero en los comercios.