George pone a Pacers a un paso de final del Este

Cuando Frank Vogel quiso darle descanso a Paul George, éste se negó.

Cuando el entrenador le ofreció marcar a otro jugador que diera menos problemas que el encendido Bradley Beal, George dijo que no.

Después de todo, los Pacers de Indiana estaban en el hoyo contra los Wizards de Washington y éste se hacía más profundo ya que perdían por 19 puntos a principios de la segunda parte. Y George era uno de quienes estaban involucrados en el juego.

George sólo fue remplazado una vez durante el partido, durante el último minuto con 37 segundos del primer periodo, y terminó el juego con 39 tantos, la mejor marca de su carrera en postemporada, para que los Pacers remontaran y se llevaran el cuarto juego de la serie de semifinales 95-92 contra los Wizards de Washington la noche del domingo.

Con el resultado Indiana está a un triunfo de regresar a la final de la Conferencia Este de la NBA.

"Usualmente el entrenador me da un respiro pero hoy sabía que cuando sonaba la bocina no era para sacarme", dijo George. "En mi cabeza estaba claro que iba a jugar todo el partido".

George jugó 46 minutos y anotó 28 puntos en la segunda mitad, incluyendo seis de sus siete tiros de larga distancia. Los siete triples que acertó empataron una marca de la franquicia, también logró 12 rebotes y tuvo la energía suficiente para interceptar el último pase de Trevor Ariza, un envío errante de unos Wizards que trataban de preparar el tiro que empatara el partido.

"(Los Wizards) jugaron un gran partido", dijo Vogel. "Pero en ocasiones puedes ser superado por una actuación especial. Y lo que hizo Paul George esta noche fue especial. No se puede describir de otra manera".

Los Pacers pueden cerrar la serie el martes por la noche jugando en casa.

"Tenemos que ganar el quinto partido", dijo Vogel. "Eso es lo único que está en nuestra mente. El impulso de cada partido cambia continuamente, sin importar lo que pase. En la postemporada no puedes darle ninguna ventaja a tu oponente".

Roy Hibbert tuvo 17 puntos y nueve rebotes, continuando su reciente recuperación tras un mal inicio de la serie. Hibbert ayudó a contrarrestar la ventaja de 32-2 de Washington en puntos aportados por la banca.

En el primer partido de la serie no obtuvo puntos, en el segundo logró 28 y en el tercero 14. El participante en el Juego de Estrellas ha recibido consejo de diversas fuentes, entre ellos su entrenador de la universidad Georgetown, John Thompson III, pero el domingo recibió la mayor motivación, de un aficionado impertinente.

"Me despertó", dijo Hibbert. "Dijo que yo estaba cansado. Dijo muchas obscenidades. Soy un hombre que teme a Dios, así que no voy a repetir lo que dijo".

Otro estelar que está en espera de encenderse es John Wall, de los Wizards, quien anotó 12 puntos, encestó 4 intentos en 11 tiros de campo y entregó cinco pelotas. En la serie ha anotado 16 veces en 51 intentos y sólo ha acertado un triple en 11 lanzamientos. Los aficionados corearon el nombre de su remplazo --Andre Miller-- durante el cuarto periodo para recompensar el sólido juego del veterano pero el entrenador Randy Wittman encargó el jugador más valioso para la franquicia que se encargara de dirigir al equipo en los últimos cinco minutos del partido.

"John va a encargarse de cerrar los partidos", dijo Wittman. "Ese proceso es parte de su crecimiento".

También por Indiana, el argentino Luis Scola jugó 8:11 minutos, en los que sumó apenas tres rebotes, una asistencia y una falta.

Por los Wizards, el brasileño Nené totalizó 10 puntos, tres rebotes, tres asistencias y dos faltas en 24:35 minutos.