Moldavia confisca petición a funcionario de Rusia

Las autoridades moldavas afirmaron haber impedido al viceprimer ministro ruso que saliera del país con una petición dirigida a Moscú de que reconozca a una región separatista, sin embargo, el funcionario aseguró el domingo que ha entregado la mayoría de las firmas de apoyo a la solicitud.

Dimitri Rogozin había visitado la provincia de separatista de Transnistria, donde están destacados 1.500 efectivos rusos, a fin de conmemorar el viernes del Día de la Victoria.

Rogozin ofreció su apoyo a los separatistas y censuró al gobierno de Moldavia por buscar vínculos más cercanos con la Unión Europea.

La cancillería de Moldavia dijo la noche del sábado que las autoridades confiscaron a Rogozin las cajas con las firmas en el aeropuerto de Chisinau y que analizarán el material.

Sin embargo, el funcionario ruso señaló en su página de Facebook que las autoridades moldavas "sólo se hicieron de una pequeña parte" de las firmas.

"Tuvimos debido cuidado del grueso de la carga", afirmó el viceprimer ministro. Rogozin describió el proceder de Moldavia como una "provocación" y aseguró que tendrá "graves consecuencias" en los vínculos bilaterales.

Rogozin es uno de los funcionarios rusos de alto rango sancionados por la Unión Europea y Estados Unidos para castigar a Moscú por la anexión de la península de Crimea que pertenecía a Ucrania.

Rusia se opone a que la ex república soviética busque un acuerdo de asociación con la UE. El bloque confía en suscribir el convenio este año.

Transnistria, fronteriza con Ucrania, se escindió de Moldavia en 1990, pero no tiene reconocimiento internacional, aunque sí el apoyo de Rusia.

Rumania censuró las declaraciones de Rogozin de que el país había cerrado su espacio aéreo al avión en el que él viajaba porque lo había pedido Estados Unidos.

"La próxima vez volaré a bordo de un TU-160", dijo Rogozin en Twitter, en referencia a un bombardero estratégico de la era soviética.