Postergan búsqueda de pasajeros en Corea del Sur

El mal clima y el deterioro de las divisiones internas del transbordador hundido en Corea del Sur están obstaculizando la búsqueda de aquellos que siguen desaparecidos en el desastre, dijeron el sábado las autoridades.

Más de tres semanas después de que el ferry se hundió aún no han sido hallados 29 pasajeros. Se han recuperado 275 cadáveres, muchos de ellos estudiantes de secundaria.

Las subdivisiones del transbordador están saturadas de agua y comienzan a doblarse por el peso, dijo Ko Myung-seok, vocero de la comisión especial del gobierno asignada a la tarea. Funcionarios de la Guardia Costera indicaron que eso podría impedir el acceso de los buzos a distintos compartimentos de la nave.

Ko dijo también que los buzos no pudieron realizar la búsqueda bajo el agua el sábado debido a las malas condiciones meteorológicas.

Las cuadrillas de rescate aprovecharon la mejoría del clima esta semana pasada, pero poco después se vieron obstaculizadas por las fuertes corrientes y escombros flotantes en el interior de la nave. Un buzo civil quedó inconsciente durante la búsqueda el martes y murió.

Sólo 172 personas sobrevivieron al desastre del 16 de abril. Muchos de los pasajeros eran estudiantes de una escuela secundaria del sur de Seúl.

Los 15 miembros de la tripulación sobrevivientes involucrados en la navegación del transbordador han sido arrestados bajo sospecha de negligencia y de no cumplir con proteger a los pasajeros.

Además de posibles problemas de carga, la fiscalía dijo que analiza otros factores, tales como una vuelta súbita cuando la nave comenzó a escorarse, las corrientes oceánicas y las modificaciones que se le hicieron al transbordador.

Kim Han-sik, director de la firma Chonghaejin Marine Co. Ltd., propietaria del ferry hundido, fue arrestado el viernes después que los investigadores dijeron sospechar de que el almacenaje inadecuado y el exceso de carga podrían haber contribuido al accidente.

Se le acusa de haber estado enterado de que el transbordador llevaba un monto de carga que excedía su límite y de no haber hecho nada para impedir que partiera del puerto, según la fiscalía.