Explosiones dejan 19 muertos en Irak

Una serie de explosiones en Irak el sábado dejaron 19 muertos, un día después que proyectiles del ejército en Faluya provocaron la muerte de 11 civiles y milicianos, dijeron las autoridades.

Funcionarios policiales indicaron que el ataque más mortífero ocurrió el sábado por la tarde, cuando un atacante suicida embistió su vehículo cargado de explosivos contra un retén en el poblado de Dujail, donde mató a seis miembros de las fuerzas de seguridad y a un civil. El ataque también dejó 15 heridos.

Dujail está a 80 kilómetros (50 millas) al norte de Bagdad.

Poco antes, la policía había informado que una bomba en un mercado al aire libre dejó cuatro muertos y 17 heridos en Tarmiya, justo al norte de la capital.

Otra bomba estalló cerca de una patrulla de guardias suníes que combaten a al-Qaida, en el poblado de Daur, lo que provocó la muerte de tres combatientes suníes y que dos quedaran lesionados.

Daur está a 130 kilómetros (90 millas) al norte de Bagdad. Los insurgentes con frecuencia atacan a miembros de la milicia Saua, que ayudó a las fuerzas estadounidenses a luchar contra al-Qaida.

En la noche, un coche bomba estalló cerca de un restaurant de Kebab en Habibiya, un vecindario de Bagdad habitado mayormente por chiíes, lo que dejó cinco muertos y 14 heridos, dijo la policía.

Fuentes médicas confirmaron las cifras de bajas. Los funcionarios pidieron no ser identificados porque no tienen autorización para hablar con periodistas.

Entretanto, los proyectiles del ejército en Faluya dejaron ocho civiles y tres rebeldes muertos el viernes, dijo Ahmed al-Shami, un doctor local.

En diciembre los milicianos capturaron Faluya y Ramadi, la capital de la provincia de Anbar. Las fuerzas oficialistas han tratado de desalojarlos durante meses pero no han podido.