Otto Pérez designa nueva fiscal general

El presidente guatemalteco Otto Pérez Molina designó el viernes a la abogada Thelma Esperanza Aldana Hernández como nueva fiscal general y jefe del Ministerio Público.

Aldana, abogada con 25 años de experiencia en los tribunales y ex presidenta de la Corte Suprema de Justicia, deberá asumir el cargo el 17 de mayo por los próximos cuatro años.

"Fue difícil llegar a la decisión porque los seis candidatos, creo yo, reúnen las calidades que se necesitan para desempeñarse en el cargo de fiscal general. Sin embargo, después de haber hecho, despacio, los estudios y haber analizado las propuestas que hicieron, he tomado la decisión de nombrar a la magistrada Thelma Aldana Hernández como fiscal general de la república", afirmó el mandatario.

Pérez explicó que tomó en cuenta la experiencia de Aldana en los tribunales y la administración pública.

La designación de la abogada ocurre en medio de inconformidad de organizaciones defensoras de los derechos humanos y críticas de la comunidad internacional al trabajo de la Comisión de Postulación, a cargo de la elección de una grupo de seis candidatos de donde el presidente eligió, y a la exclusión de la actual fiscal general, Claudia Paz y Paz, a pesar de haber recibido la segunda mejor calificación en la evaluación.

El punteo se hizo en base a votos de los miembros de la comisión integrada por los decanos de las facultades de derecho de las universidades del país, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, el presidente del Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala, así como el presidente del Tribunal de Honor de dicho colegio.

Activistas por los derechos humanos y la comunidad internacional reclamaron que la elección de la terna fue politizada.

Paz y Paz fue reconocida a nivel internacional, especialmente por su labor al frente del Ministerio Público al reducir de 97% a 70% el índice de impunidad en el país. También se le reconoce haber impulsado el proceso contra el influyente exdictador militar José Efraín Ríos Montt, algo que las organizaciones por los derechos humanos aseguran fue clave para que no se le incluyera en la nueva terna.

La Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, un organismo de Naciones Unidas que colabora en la investigación del crimen organizado y grupos paralelos incrustados en el estado guatemalteco, así como varias sedes diplomáticas pidieron el jueves que se revise a corto plazo la Ley de Comisiones de Postulación para que hayan criterios estandarizados libres de prejuicios y preferencias de candidatos al momento de la elaboración de las ternas a elección de cargos públicos.

Diego Álvarez, vocero de la Comisión contra la Impunidad, dijo que Aldana y el Ministerio Público tendrán todo el apoyo de la comisión.

"Esperamos continuar con el trabajo y la coordinación muy cercana para el éxito de las investigaciones y los litigios", afirmó Álvarez.

Jorge Santos, activista y miembro de la Convergencia por los Derechos Humanos que aglutina a grupos defensores de éstos, dijo que no había sorpresa en la elección de Aldana pues desde hace mucho se sabía que ella era la elegida debido a sus vínculos con sectores influyentes.

"No hay ninguna sorpresa. Es la constatación de lo que se ha venido denunciado, que se consolida un pacto y se sella a partir de una decisión" tomada con mucha antelación, afirmó.

"Acá hay una serie de elementos que en materia de investigación criminal tocaron a élites. No sólo es el proceso de genocidio, sino la estructura de abogados que robaban propiedades, las redes de trata de personas, los criminales vinculados con el narcotráfico", agregó.

El activista indicó que continuaran con el monitoreo y fiscalización del trabajo del Ministerio Público.

"El mayor reto de la nueva fiscal es mostrar su independencia judicial; nosotros no vamos a renunciar a (algo menor) de lo que había hecho el MP", dijo.