Arreola y Stiverne pelean por cetro

Bermane Stiverne permaneció de pie y en silencio en el estrado durante un periodo tan largo que resultó incómodo. Era imposible adivinar el gesto en su rostro detrás de las gafas oscuras.

Cuando habló finalmente, el aspirante al título de los pesados lanzó una serie de desafíos e insultos contra Chris Arreola, quien permaneció inmóvil y visiblemente furioso, a una distancia de metro y medio.

"En la parte más profunda de tu mente, sabes lo que va a pasar", dijo Stiverne, quien rara vez alza siquiera la voz en público. "En ese ring, te voy a cerrar esa bocota que tienes. Voy a arrancarte la cabeza. Te voy a derribar y a castigar toda la noche. Puedes perder todo el peso que quieras, no importa".

Stiverne y Arreola entienden evidentemente lo que está en juego en su pelea de revancha programada para el sábado en el Galen Center de la Universidad del Sur de California. El ganador sucederá a Vitali Klitschko como monarca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Así, lo que otrora fue el cetro más glamoroso del boxeo mundial volverá a manos de un púgil que reside en Estados Unidos.

Durante casi seis años, sólo boxeadores apellidados Klitschko han ostentado los cinturones principales de peso completo. Los hermanos ucranianos Vitali y Wladimir han brillado en la división incluso más tiempo, con triunfos frecuentes y claros ante sus rivales, en una racha increíble de dominio conjunto.

Pero el campeonato del CMB quedó al fin vacante en diciembre pasado, cuando Vitali decidió retirarse y dedicarse a la política. Dos púgiles veteranos recibieron su primera oportunidad de ocupar su sitio.

Stiverne (23-1-1, con 20 nocauts), nació en Haití, adquirió la nacionalidad canadiense y se entrena en Las Vegas. Ha esperado más de un año la oportunidad de conquistar el cinturón después de un ascenso constante en la categoría.

Arreola (36-3, con 31 nocauts) es méxico-estadounidense y ve abierta otra vez la puerta para alcanzar el título del CMB, luego de caer ante Klitschko en 2009. Fue la última pelea por el título de los pesados en Estados Unidos.

Hace un año, Stiverne derrotó a Arreola por una decisión clara. "Nightmare" Arreola sufrió una fractura nasal en el tercer asalto y recibió un tremendo castigo durante la noche.

Los dos contendientes habían mostrado respeto mutuo durante los preparativos para la revancha hasta el jueves, cuando Stiverne la emprendió contra Arreola.

La endeble motivación de Arreola ha sido su mayor problema, en una trayectoria repleta de versiones sobre entrenamientos a medio gas y juergas en momentos en que debió estar preparándose.

Pero el arranque de Stiverne llamó la atención de Arreola, normalmente afable, quien se negó a posar con su rival después, y salió de la conferencia de prensa tras defenderse de las críticas.

"Sí, me rompiste la nariz", respondió Arreola. "pero en mi peor noche no me pudiste noquear. Puedes hablar todo lo que quieras, pero mírame y recuérdame. Voy a acabar contigo el sábado por la noche, y seré el primer mexicano campeón de peso completo. Y nadie se va a acordar de ti".