Natalie Merchant regresa tras 13 años de silencio

Natalie Merchant fue una gran estrella en las décadas de 1980 y 1990, primero con 10.000 Maniacs y luego como solista con un álbum debut que se certificó cinco veces platino. Pero después de su disco de 2001 "Motherland" desapareció del mapa, hasta ahora.

Los años no pasaron en balde. Merchant es divorciada y madre de un hijo de 10 años. Financió y grabó con otros 130 músicos en un álbum doble con poesía infantil convertida en música. Grabó canciones folk y supervisó retrospectivas de 10.000 Maniacs y su música solista. Trabajó a favor de causas, especialmente en el movimiento contra el método de extracción de petróleo conocido como "fracking" y trabajó en el Consejo de las Artes del estado de Nueva York.

"Natalie Merchant", su primera producción en solitario en 13 años, a la venta el martes, revela a una cantante más terrenal y llena de sentimiento. Especialmente en la primera canción, "Ladybird".

Merchant canta sobre el divorcio, envejecer, el huracán Katrina y los desplazados por la guerra. También aborda el viejo Hollywood.

La artista de 50 años conversó con la Associated Press en Nueva York.

___

AP: ¿Se te acabó el deseo de hacer música?

Merchant: Sigo componiendo. Hubo un momento intenso hace tres años cuando vino una amiga a visitarme. Ella estaba pasando por un momento difícil, por una tragedia en su familia. Estaba acostada en el sillón y me pidió que tocara algo. Comencé a tocar el piano y me preguntó, "¿en qué estás trabajando?". Y saqué un libro enorme de acordes y letras en el que he estado trabajando por 10 años. Pasé toda la tarde tocando para ella y en por momentos ella lloró. Era un público de una persona y me dije, "¿Por qué no estás grabando estas canciones?". Me di cuenta de que estaba atrasada.

AP: ¿Ya no te interesaba ser parte de la industria musical?

Merchant: No me interesaba ser parte de la gran industria musical después de que llegó la era de las descargas digitales. Mi disquera, Elektra, desapareció y revivió hace poco. Firmé con la casa a los 19 años y para cuando salí tenía 39 y sólo conocía a unas pocas personas ahí. Hubo todo un cambio, en realidad eran ejecuciones masivas, todos fueron despedidos. Me pareció que ese era el momento de dar un paso atrás y comenzar una familia, reflexionar porqué hago música y qué tipo de música quería hacer, pero también dejar esa mentalidad apocalíptica.

AP: ¿Cómo se siente estar de regreso?

Merchant: Bueno, me he olvidado de la ambición y de las expectativas. Y todo lo que puedo hacer, en la medida de mis posibilidades, es hacer las grabaciones más placenteras de mi música y lo demás está en manos de Dios ... Vivo de una manera muy frugal, realmente trato de no vivir más allá de lo que tendría un dentista exitoso de un pueblito. Tengo una casa de la que soy dueña, un auto. Y como he sido conservadora físicamente, tengo el lujo de no tener que preocuparme por ello. Mi motivación puede ser que sólo quiero hacer música que me emocione y que con suerte pueda emocionar a otra gente. Si nadie la escucha, tengo una vida maravillosa, me encanta la jardinería igual que la música. Lo único que me hace seguir siendo competitiva o enganchada es que veo la cultura popular en Estados Unidos y siento que hay cabida para mi voz y que hay una necesidad de mi voz.

AP: ¿En algún momento sientes nostalgia por 10.000 Maniacs? ¿Crees que vuelvas a tocar lo de ellos?

Merchant: Eso fue hace 21 años y han pasado muchas cosas desde entonces. Como la mayoría de los artistas me interesa mucho más lo que estoy haciendo ahora.

AP: A cierta edad muchos músicos se sienten presionados por tener que teñirse el cabello para ocultar la edad. ¿Te han presionado para que te pintes las canas?

Merchant: He escuchado lo contrario. Sobre todo las mujeres me dicen que les agrada mucho ver a alguien que se siente a gusto con sus canas.

___

David Bauder está en Twitter como twitter.com/dbauder