Notable progreso contra ébola en África Occidental

Los trabajadores de la salud han hecho notables progresos para controlar un brote de ébola en África Occidental en las últimas semanas, dijo el viernes un médico de la Organización Mundial de la Salud.

Al brote se atribuye la muerte de por lo menos 168 personas en Guinea y Liberia. No hay cura ni vacuna para el ébola, que causa fiebre elevada y hemorragia severa. El brote es inusual para esa parte de África ya que la enfermedad es típica del centro y este del continente.

Hay indicios de que la propagación del brote se está deteniendo aunque todavía no está totalmente dominada, advirtió el viernes Jean-Bosco Ndihokubwayo, que coordina la respuesta de la agencia de la ONU en Guinea.

"La situación ha mejorado notablemente en los dos últimos meses, pero todavía no estamos allí", agregó.

Los dos casos más recientes de la enfermedad en Guinea se confirmaron el miércoles, dijo y añadió que los pacientes habían sido infectados por otros que ya se sabía padecían la enfermedad. Este es un indicio positivo porque significa que los médicos están al tanto de la trayectoria de contaminación, indicó.

Liberia no confirma casos nuevos desde el 6 de abril, agregó.

El ébola puede incubarse durante hasta 21 días antes de que una persona infectada manifieste síntomas. Los médicos prefieren esperar 42 días --dos períodos de incubación-- antes de la última infección conocida antes de declarar la extinción de un brote.

Hasta ahora ha habido más de 240 casos supuestos y confirmados de la enfermedad, en su gran mayoría en Guinea, según la OMS.

Ndihokubwayo dijo que la tasa de mortalidad de este brote se aproxima al 70%. Aclaró que ese está dentro del rango típico para ébola, que puede ser fatal hasta en un 90% de los casos.