Estudian relación en la obra de Degas-Cassatt

Las obras de Edgar Degas y Mary Cassart suelen exhibirse en alas separadas --francesa y estadounidense-- de los museos de arte, y rara vez aparecen juntas.

Ahora la Galería Nacional de Arte estudia cómo estos impresionistas se influyeron mutuamente mientras trabajaban en París y cómo Cassatt presentó a Degas al público estadounidense. Una nueva exhibición, "Degas/Cassatt", abre el domingo como la primera importante que explora su relación.

Con poca documentación como para investigar la interacción, los curadores analizaron cuidadosamente varias obras para revelar la colaboración de los artistas y emplearon tecnología para aclarar esa relación. Durante la limpieza y análisis de la pintura "Niñita en un sillón azul", el museo usó radiografías y fotografía infrarroja para revelar los cambios que hizo Degas bajo la superficie de la pintura de Cassatt.

Los conservacionistas hallaron trazos fieles al estilo de Degas y un cambio en la orientación de la pintura de Cassatt. La artista casi siempre usaba una línea horizontal recta en sus obras, pero Degas utilizaba diagonales firmes. Las imágenes infrarrojas revelaron una línea diagonal en el lienzo de Cassatt para sugerir un cambio.

"Aprendimos mucho más sobre la relación entre ambos artistas", afirmó Anna Hoenigswald. "Él no se iba a limitar a completar la pintura de ella. Creo que realmente la respetaba tanto que podía decir 'bueno, pienso que esto va a funcionar, que va a expandir el sentido del espacio, y ahora la terminamos'''.

Las imagines infrarrojas también revelaron que Cassart intentó mover un perro al piso pero que cambió de idea y pintó encima.

Cassart más adelante escribió sobre su trabajo con Degas. "Yo había hecho la niña en el sillón y el la consideró buena y me aconsejó sobre el trasfondo, incluso trabajó en él", escribió. Pero los curadores sabían poco más hasta ahora.

Como artista seria, Cassatt se frustraba cuando la gente pensaba que era estudiante o protegida de Degas, dijo la curadora Kimberly Jones. Era una conclusión inevitable en ese entonces porque era una mujer joven.

"Espero que esta exhibición confirme que eran realmente pares", afirmó Jones. "Eran colegas. Él podía tener más experiencia, pero ella aprendía rápido".

La influencia de Degas sobre Cassatt es muy conocida en el ambiente artístico, pero el papel de Cassatt sobre la obra del maestro ha sido más un misterio. El mejor ejemplo radica en la experimentación de ambos con pigmentos metálicos y diferentes materiales", agregó.

Degas vio que Cassatt introdujo materiales de oro o bronce en sus pinturas y decidió probarlo en su "Retrato después de un baile de disfraces (Retrato de Mme Dietz-Monnin)".

"Degas/Cassatt" se exhibirá en Washington hasta el 5 de octubre.