Víctimas en casa de tenista murieron por disparos

Un hombre, su esposa y sus dos hijos adolescentes murieron por arma fuego antes que la casa que alquilaban se quemara en un supuesto incendio provocado, informaron el jueves las autoridades.

Las víctimas son sometidas a autopsia para determinar la causa de la muerte, pero según los investigadores se podría tratar de un homicidio-suicidio. En la casa las autoridades recuperaron una pistola, registrada a nombre de Darrin Campbell, quien había comprado una cantidad "muy grande" de juegos pirotécnicos y latas de gas un día antes del incendio, dijo Donna Lusczynski, coronel de la Policía del Condado Hillsborough.

Las autoridades aún han terminado de identificar los cadáveres, pero un familiar dijo que estaban dentro de la casa cuando se quemó.

Los vecinos reportaron explosiones en medio del incendio del miércoles, posiblemente porque escucharon los fuegos artificiales en el interior. Las autoridades no han indicado quién pudo desatar el incendio o por qué.

Campbell compró 650 dólares en pirotecnia el domingo y las autoridades dicen que encontraron fuegos artificiales en toda la casa de cinco habitaciones. No está claro qué papel tuvieron aunque Lusczynski dijo que se pudieron usar para que el incendio se prolongara.

Campbell fue ejecutivo de varias empresas importantes. Actualmente trabajaba en una firma de manejo de archivos y como tesorero voluntario en una escuela privada para niños. Su esposa Kimberly era ama de casa, según su padre, Gordon Lambie.

La familia se mudó a Tampa hace más de una década. Vendieron su casa en 2012 por 750.000 dólares y firmaron un contrato de arrendamiento por dos años para la casa de 557 metros cuadrados (6.000 pies cuadrados) propiedad del extenista profesional James Blake. Blake había comprado la casa en la comunidad Avila en 2005 por 1,5 millones de dólares, según archivos de propiedad.

Avila es famosa por sus mansiones, alto nivel de seguridad, club campestre y campo de golf. Muchos atletas famosos han vivido en la comunidad durante años.

Lambie dijo que la familia quería mudarse más cerca de la escuela de los hijos, Carrollwood Day School.

"Perdí a toda mi familia", dijo Lambie desde su casa en Michigan. "Esto es terrible, estoy a 2.000 kilómetros (1500 millas) de ellos".

Darrin y Kimberly se habían conocido en Lansing, Michigan.

Los amigos de los hijos de la familia se reunieron el miércoles y liberaron globos con mensajes en su memoria.

___

Schneider reportó desde Orlando.

___

Tamara Lush está en Twitter en http://twitter.com/tamaralush