Reporte sobre fraude electoral en Iowa

Una investigación de dos años al fraude electoral en Iowa identificó 177 casos de personas que votaron ilegalmente, pero sólo 27 han sido acusadas hasta el momento, dijo el jueves el secretario de Estado de Iowa, Matt Schultz, al dar a conocer el informe final sobre la pesquisa.

Schultz comenzó la investigación en 2012 después de cotejar los registros de electores con los de licencias de conducción. Schultz dijo que parecía que más de 3.000 individuos se habían inscrito para votar entre 2010 y 2012 que se habían identificado ante el Departamento de Transporte como no ciudadanos.

Schultz firmó un acuerdo con la División de Investigaciones Penales de Iowa (DCI) para pagar 250.000 a lo largo de dos años para estudiar los casos.

Después que el DCI comparó los nombres entregados por Schultz con un banco de datos de inmigración del gobierno federal, la cantidad de casos potenciales de electores que no eran ciudadanos estadounidenses se redujo a 147. Además, agentes del DCI estudiaron casos de personas que no podían votar porque fueron condenadas por delitos graves y comenzaron a investigar a 68. En otros 23 casos se investigó a electores sospechosos de votar en dos estados y otros que votaron en Iowa pero vivían en otra parte.

De los 238 casos, los agentes confirmaron 117 que votaron ilegalmente.

De los 27 acusados hasta el momento, seis se han declarado culpables y otro fue declarado inocente por un jurado. Otros cuatro casos fueron desestimados.