Críticas a Crist por plan de viaje a Cuba

Cuando era candidato republicano a gobernador de la Florida, Charlie Crist criticó a su oponente por viajar a Cuba. Ahora que es candidato al mismo cargo por el Partido Demócrata, Cris quiere visitar la isla para conocer su situación de primera mano.

Crist dijo durante su campaña de 2006 que su opositor demócrata Jim Davis no debió ir a Cuba en un viaje del Congreso, argumentando "yo sé cuándo será el momento de viajar a La Habana, y eso será cuando sea libre".

Pero tiempo cambia todo, incluso las afiliaciones políticas de Crist. Ahora que está en su segundo intento por ser gobernador, Crist cree que Estados Unidos debería eliminar el embargo de 52 años contra Cuba y quiere visitar el país caribeño para conocer las condiciones en las que se vive allí.

Como gobernador republicano Cris tenía un punto de vista intransigente sobre la isla y apoyaba las duras restricciones sobre los viajes y el envío de dinero los cubanos exiliados envían. Como candidato independiente al Senado en 2010, apoyó la decisión de Barack Obama para permitir que los cubano-estadounidenses pudieran viajar sin limitaciones a visitar sus parientes en Cuba y que les enviaran dinero.

Este año, como candidato demócrata al gobierno estatal, dijo que apoyará la eliminación del embargo, que dijo no ha funcionado y que ha afectado a los cubanos de la isla.

No fue posible contactar a Crist por teléfono y el portavoz de su campaña, Kevin Cate, dijo que no haría declaraciones el jueves. La campaña envió un correo electrónico a varios medios de comunicación durante la semana sobre un artículo publicado en The Miami Herald que dice que Crist está planeando el viaje.

Esta idea no cayó bien a todos.

"Jugar con la turbulenta historia política de los pueblos no se debe tomar a la ligera", dijo el representante republicano José Félix Díaz de Miami, cuyos padres son inmigrantes cubanos.

Díaz agregó que una cosa es que un legislador, incluso un gobernador, visite el país para conocer algunas cosas, pero que hacerlo como candidato político se sale de los límites.

"Es una jugada política y ha molestado a mucha gente en Miami", dijo Díaz, mientras que agregó que Crist no podrá ver las condiciones verdaderas en Cuba o charlar con disidentes. "Estará en un viaje organizado por el régimen de Castro".

El simple hecho de estar a favor de retirar el embargo no afectará políticamente a Crist, pues la idea cada vez es más apoyada entre la comunidad cubano-estadounidense, dijo Fernand Amandi, especialista en sondeos en Miami y cuya empresa se especializa en la opinión hispana y suele trabajar con demócratas y republicanos.

Pero la idea de visitar el país ha molestado a algunos de sus simpatizantes, agregó Amandi.

"Creo que sería bueno consultarlo con líderes de la comunidad de cubanos en el exilio antes de tomar una decisión final sobre si es lo correcto", dijo Armandi. "Quizá esto sea demasiado".

El gobernador republicano Rick Scott también criticó los planes del candidato.

"Cualquier viaje que haga Charlie Crist a Cuba servirá sólo para promover la dictadura cubana y su régimen opresor", dijo Scott en un comunicado revelado por su vocero de campaña, Greg Blair. "Si está interesado en ayudar una dictadura esa es su decisión. Yo estoy centrado en ayudar a las familias de la Florida y en respaldar a nuestra comunidad cubana, no en ir en contra de ella".

___

Brendan Farrington está en Twitter en http://twitter.com/bsfarrington