Huelga de choferes de autobuses en Río

Los choferes de autobuses de Río de Janeiro decretaron una huelga el jueves, una acción que afectó a más de dos millones de personas, según el grupo que representa a las compañías de autobuses de la segunda ciudad más grande de Brasil.

La huelga dejó varados al 70% de los casi 9.000 autobuses de la ciudad, dijo Alexandre Almeida, un vocero de Rio Onibus. Casi cuatro millones de personas utilizan estos autobuses a diario como medio de transportación.

Los choferes, que exigen mejores salarios, paralizaron el tráfico con bloqueos de carreras y manifestaciones.

Más de 300 autobuses sufrieron daños por piedras lanzadas por los huelguistas, dijo Almeida.

El paro sobrecargó otros medios de transportación pública, como camionetas, trenes y el metro.