Sismo remece la costa del Pacífico de México

Un fuerte sismo sacudió el jueves la costa del Pacífico de México y varios estados, incluyendo la capital, donde cientos de trabajadores evacuaron edificios de oficinas y salieron a las calles.

El temblor tuvo una magnitud de 6,4 con epicentro en el estado de Guerrero, unos 15 kilómetros al norte del poblado de Tecpan de Galeana, de acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos. Se sintió con fuerza a unos a unos 277 kilómetros (117 millas) en Ciudad de México.

No hubo reportes inmediatos de heridos o daños.

En Tecpan, cerca del epicentro, el movimiento causó una "ola de pánico" y la caída de algunos techos, dijo el alcalde Crisoforo Otero Heredia. No hubo heridos.

En Chilpancingo, capital de Guerrero, se derrumbó un muro, mientras en Acapulco las cuadrillas de protección civil no han encontrado daños, sólo ciudadanos aterrados que se vieron obligados a refugiarse de la fuerte lluvia que azota la región.

En la capital, Carmen López, una mujer de negocios elegantemente vestida y oriunda de Michoacán, salía de un edificio de oficinas en el centro cuando el suelo empezó a removerse.

Corrió por la calle a una arboleda mientras los postes de luz se balanceaban violentamente.

"Que susto, demasiado susto", dijo López, y rápidamente empezó a marcar su teléfono celular para alertar a los amigos y familiares.

Detrás de ella, miles de personas salieron de los edificios siguiendo rutas de evacuación previamente programadas a áreas que son consideradas como seguras ante la posibilidad de que caigan vidrios.

El sismo tuvo una gran profundidad de 23 kilómetros (15 millas). En un primer momento el Servicio Geológico de Estados Unidos había reportado una magnitud de 6,8 que después degradó.

El 18 de abril un fuerte temblor de 7,2 con epicentro en Guerrero, a unos 66 kilometors (40 millas) del sismo del jueves, remeció la capital y el sur del país.

La Ciudad de México es vulnerable a los terremotos distantes o de gran profundidad porque buena parte de la urbe se asienta sobre sedimentos fangosos producto de lagos que fueron drenados hace décadas.

Con cada onda telúrica, la tierra se agita como gelatina.

En 1985, un terremoto de magnitud 8,1 mató al menos a 9.500 personas y destruyó muchos edificios en la ciudad de México tuvo su epicentro a 400 kilómetros (250 millas) de distancia en la costa del Pacífico.

______________

El periodista de The Associated Press Mark Stevenson contribuyó a este despacho desde Ciudad de México.