Cuba: empleados firmas ganarán 10 pesos por dólar

Los trabajadores de la zona franca de Mariel deberán tributar al fisco el 5% de sus ingresos y el Estado, mediante una agencia empleadora, les pagará 10 pesos cubanos por cada dólar que las firmas extranjeras abonen por sus servicios.

Un conjunto de normas publicadas en la Gaceta Oficial y comentadas el jueves por el periódico Juventud Rebelde (JR) indicó cuáles serán las reglas salariales para las personas que comiencen a trabajar en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel que rodea al puerto del mismo nombre y que se ha convertido en la infraestructura más importante de la gestión del presidente Raúl Castro.

Uno de los decretos establece que el pago de los salarios se acordará entre la entidad empleadora cubana y el usuario de la Zona Especial. Será la primera entidad la que a su vez abone su salario al empleado en pesos cubanos.

En las semanas anteriores funcionarios habían mencionado algunas de estas informaciones, pero sin ofrecer detalles.

Actualmente las empresas extranjeras radicadas en la isla no pueden contratar de manera directa y deben hacerlo mediante esas empleadoras estatales, que han sido duramente criticadas por empresarios y por los propios trabajadores.

Esas entidades además se quedarán con un 20% del monto en carácter de gestores y el 80% restante irá al trabajador a un cambio de 10 pesos cubanos por dólar.

"Si ambas partes acordaran para un puesto de trabajo un salario digamos de, hipotéticamente, de 1.000 dólares, al trabajador le corresponderían 800 dólares por lo que -a un coeficiente de 10- recibiría un salario nominal de 8.000 pesos cubanos", expresó el gubernamental rotativo JR. Actualmente el dólar se cotiza en las casas de cambio oficiales uno a uno con el peso convertible y a 24 pesos cubanos.

Un salario promedio equivale a unos 500 pesos cubanos, unos 20 dólares al cambio oficial.

Además, los trabajadores deberán pagar un 5% como impuestos a los ingresos personales.

El gobierno de Raúl Castro comenzó en 2010 un programa de actualización del modelo económico con una apertura a algunas actividades independientes del Estado, permitió el mercado de bienes raíces y vehículos y una reforma migratoria. Además aprobó la creación de cooperativas. También aprobó una nueva ley impositiva y recientemente una para la inversión extranjera.

Pero en todo caso las autoridades dijeron que el modelo dominante será el de una economía estatal, sector que concentra a la mayoría de los puestos de trabajo.

Durante décadas la iniciativa privada constituyó un estigma en Cuba, pero Castro reconoció que necesitaba reactivar la economía de la isla sobre la que pesan bajos niveles de productividad.

Castro también indicó que en los próximos meses se eliminará la doble moneda, el peso cubano y el peso cubano convertible con equivalencia uno a uno con el dólar. Muchos cubanos se preguntan a cuánto se cambiará el dólar y el gobierno informó que algunas empresas estatales ya tienen contabilidades a un dólar por 10 pesos cubanos.

Paralelamente se informaron los valores de propiedad de suelo que pagarán las empresas que se radiquen en la Zona Especial y los montos dependerán del tipo de actividades que desarrollen. Los precios más altos serán para las industrias de alta tecnología -44 dólares por metro cuadrado- y por ejemplo 31 dólares por metro cuadrado para las petroleras.

___

Andrea Rodríguez está en Twitter como www.twitter.com/ARodriguezAP