AP Fotos: Xochimilco desacelera durante la semana

De lunes a viernes hay un Xochimilco muy diferente al de los fines de semana.

No se ven los botes que pasean por sus canales a una multitud de visitantes, muchos de ellos residentes de la Ciudad de México que desean ver lo que queda de estas vías acuáticas precolombinas y sus jardines flotantes en el extremo sur de la capital.

No hay bulla en los canales. Los niños cruzan el lago en canoas para ir a la escuela. Los trabajadores agrícolas traen botes llenos de flores que venden en el mercado pegado a la plaza principal.

En la plaza hay puestos que venden desde CDs hasta tacos y ropa de niños, así como artistas que lucen indumentarias aztecas y bendicen y ahúman a los paseantes con copal.

Las tradiciones siguen vivas en Xochimilco, que quiere decir "lugar donde crecen las flores" y en el que se realiza un concurso de belleza femenina denominado "La flor más bella del ejido", que atrae participantes de 12 de las 16 delegaciones, o condados, de la Ciudad de México.

En la iglesia San Bernardino de Siena, del siglo XVI, los católicos celebran al Niñopa, como se denomina una representación del niño Jesús que se lleva a cabo desde hace 400 años. Todo el año hay festejos y procesiones en honor a Niñopa.