Ola de calor afecta gran parte de EEUU

De Dakota del Sur a Massachusetts las temperaturas aumentaron el miércoles a niveles potencialmente peligrosos en momentos en que la ola de calor más amplia de este verano se extendió y estacionó; se pronostica que en muchas partes del país el alivio aún demorará algunos días.

La mayoría de los estados del país tienen al menos una región en la que la temperatura llegó a 32,2 grados Celsius (90 Fahrenheit), según el Servicio Meteorológico Nacional, aunque las temperaturas máximas estaban en el centro y noreste. El aire húmedo ha ocasionado que se sienta peor, con índices de calor en algunos lugares arriba de 37,7 C (100 F).

En la ciudad de Nueva York, donde se registraron 35,5 C (96 F), el vendedor callejero de comida Ahmad Qayumi dijo que a las 11 de la mañana el limitado espacio dentro de su vehículo con paredes de acero se calentó tanto que tuvo que apagar su parrilla y cafetera.

"Sencillamente estaba demasiado caliente. No podía respirar", comentó mientras rechazaba a un cliente que solicitó una hamburguesa. "Sólo bebidas frías", le dijo.

En medio del calor, funcionarios de los suburbios de Washington D.C. trabajaban para reparar el abasto de agua a cientos de miles de personas, justo cuando más la necesitan. A los residentes del condado de Prince George se les pidió no abrir los grifos, regar sus prados o descargar los retretes para evitar que el sistema de suministro de agua colapse durante reparaciones de emergencia.

Bomberos del sur de California enfrentaban condiciones brutalmente calurosas y peligrosamente secas mientras combatían un incendio forestal en las afueras de Palm Springs. Las temperaturas podrían llegar hasta 40,5 C (105 F) y la humedad podría descender hasta 1% por la tarde, dijo Tina Rose, portavoz del Departamento de Bosques y Protección contra Incendios de California. El incendio ya ha consumido siete casas.

En varios estados hace tanto calor que ha deformado el pavimento de las autopistas. Bomberos en Indianápolis desalojaron a 300 personas de una comunidad de jubilados después de que un corte de suministro eléctrico los dejó sin aire acondicionado. El estado de Illinois abrió centros para refrescarse. La Agencia de Protección Ambiental dijo que el calor está contribuyendo a la contaminación del aire en Nueva Inglaterra.

En el sitio de reconstrucción del Centro de Comercio Mundial en la ciudad de Nueva York, trabajadores que construyen una vía sudaban copiosamente bajo cascos de protección, gruesos guantes y pesadas botas. Algunos tenían toallas alrededor del cuello para secarse el sudor.

"Estamos tomando mucha agua; hace mucho calor", dijo la carpintera Elizabeth Fontanez, del Bronx, quien trabaja con nueve kilogramos (20 libras) de herramienta y equipo de seguridad atados a su cintura. Desde que comenzó la ola de calor, comentó, ella se ha cambiado varias veces las camisetas durante sus turnos.

___

La periodista de The Associated Press Verena Dobnik contribuyó a este reporte.