Santos califica de escabroso incidente de espía

El presidente Juan Manuel Santos calificó el jueves de escabroso el caso de un hombre que fue arrestado porque según la Fiscalía supuestamente espiaba su correo electrónico.

"El caso del hacker es escabroso y muy preocupante", aseguró el jefe de Estado en relación a Andrés Fernando Sepúlveda, un experto en informática capturado el martes y quien prestaba servicios en temas de redes sociales a la campaña del candidato opositor Oscar Iván Zuluaga.

"Este sí es ya el extremo", agregó el mandatario a la emisora local La W al referirse a la supuesta guerra sucia que según él se está practicando desde el movimiento de Zuluaga, un exministro de Hacienda que según las encuestas es su más serio rival en las elecciones presidenciales del próximo 25 de mayo.

Zuluaga es el candidato del movimiento Centro Democrático, del expresidente Alvaro Uribe (2002-2010).

Para Santos, el caso de Sepúlveda "ya no es guerra sucia, esto es un crimen... es un delito".

La detención de Sepúlveda se conoció un día después de que el principal estratega de la campaña de Santos, el venezolano Juan José Rendón, se vio obligado a renunciar luego de que un narco en Estados Unidos lo acusó de haber recibido 12 millones de dólares en 2011 por su aparente gestión para la entrega a la justicia de un grupo de narcoparamilitares.

En la misma entrevista, Santos rechazó versiones de sus críticos de que el caso de Sepúlveda sea una cortina de humo para tapar el escándalo de Rendón.

El martes, el fiscal general, Eduardo Montealegre, reportó el arresto de Sepúlveda porque supuestamente espiaba el correo electrónico de Santos y de delegados de las FARC en el proceso de paz que ese grupo guerrillero adelanta desde fines de 2012 con el gobierno.

Según Montealegre, el objetivo de Sepúlveda con sus labores de espionaje era entorpecer el proceso de paz.

Las encuestas publicadas en los últimos días indican que Santos y Zuluaga pasarían a una segunda vuelta electoral, el 15 de junio.

Un estudio hecho público el jueves por la firma encuestadora Invamer-Gallup da cuenta de que la imagen desfavorable de Santos es del 58%, mientras que un 34% lo respalda.

Según la misma muestra, el 59% de las personas consultadas desaprueban su gestión y el 39% la aprueban.

La encuesta fue hecha a 1.200 personas en las cinco principales ciudades del país entre el 24 de abril y el 3 de mayo pasados. El margen de error es de más-menos 3%.

Para que cualquiera de los cinco aspirantes a la presidencia venza en primera vuelta debe conseguir más de la mitad de los votos.