Autodefensas en México destituyen a vocero

Los grupos de autodefensa que durante el último año han combatido a un cartel de las drogas en México destituyeron a su principal vocero después que usó un lenguaje inusualmente franco para exhortar a un diálogo con el presidente Enrique Peña Nieto.

El líder José Manuel Mireles, uno de sus miembros fundadores, se había convertido en el rostro público del movimiento de autodefensas en el estado occidental de Michoacán, donde una coalición de agricultores, ganaderos y campesinos combaten al cartel de los Caballeros Templarios, que ha estrangulado al estado con extorsiones, secuestros y asesinatos.

Pero Mireles también se ha dado a conocer como una rueda suelta. A principios de esta semana publicó un video en redes sociales en el que retó al presidente a hablar personalmente y ni a través de terceros, y se refirió a Peña Nieto de una manera coloquial que puede considerarse ofensiva.

"Tú eres un ser humano igual a mí, a lo mejor te duele la cabeza o tienes que ir al baño", dice Mireles en el video, en el que por largos pasajes tutea a Peña Nieto.

En referencia a las acusaciones de que los Caballeros Templarios secuestraron esposas e hijas de los agricultores de Michoacán para abusar sexualmente de ellas, Mireles le pregunta a Peña Nieto cómo se sentiría en esa situación.

"Yo te hablo Enrique, tienes una esposa muy bella y entre los dos tienen hijas muy bellas, igual que nosotros en nuestros pueblos ¿Que sentirías si alguien llegara a tu casa y te llevara a tu mujer porque es muy bella?", pregunta Mireles.

El actual vocero de las autodefensas, Estanislao Beltrán, dijo el jueves que Mireles fue destituido por no consultar sus declaraciones con la dirigencia del movimiento. Los más de 30 poblados en los que las fuerzas de autodefensa tienen ramas tienen un consejo director y Beltrán dijo que cualquier declaración pública debe ser coordinada por ese medio, o al menos algunos de sus miembros.

"En todo lo que hacemos, siempre debemos de consultar al consejo, o cuando menos a unos cinco o seis, para que den su opinión", dijo Beltrán. "El (Mireles) no tomaba en cuenta, él hacía sus declaraciones".

Beltrán dijo que la destitución se debió a un patrón de conducta, no sólo al mensaje de Mireles al presidente.

No fue posible contactar de inmediato a Mireles, un médico que pasó algún tiempo como inmigrante en Estados Unidos, para que comentara al respecto.

"El sistema presidencialista se acabó, eso es algo que el PRI (Partido Revolucionario Institucional, en el poder) tiene que aprender", dijo Guadalupe Loaeza, comentarista cultural y escritora. "Sería imposible revivirlo, especialmente ahora, con los medios sociales.

Pero incluso si tono franco e informal de Mireles molestó al presidente, "debe reunirse con Mireles", dijo Loaeza. El representa la voz de millones de mexicanos, agregó.