EEUU: Ignoran petición de cortar gastos militares

Las súplicas del Pentágono para mantener a las fuerzas armadas del país listas para combatir con menos dinero no fueron tomadas en cuenta ya que la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, mantuvo los gastos para armas antiguas y preservó prestaciones generosas para los miembros de las fuerzas armadas.

En una sesión maratónica que se extendió hasta la madrugada del jueves, el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes aprobó una iniciativa de ley presupuestaria de 601.000 millones de dólares para el año fiscal que inicia el 1 de octubre, el cual que autoriza gasto para barcos, aviones, misiles y salarios.

El proyecto de ley deja intactas las bases militares excesivas, los aviones espía U-2 de la era de la Guerra Fría, buques de guerra y un 11er portaviones al prevalecer los intereses republicanos en un año electoral.

Las acciones del panel ocurrieron un día después de que el secretario de Defensa Chuck Hagel suplicó una restricción fiscal.

En un discurso ante el Consejo de Chicago sobre Asuntos Globales, Hagel dijo el martes que debían reducirse los salarios militares y reducir el tamaño de las fuerzas armadas.

El nivel de gasto global corresponde a un acuerdo presupuestal bipartidista y refleja una etapa nueva para el Pentágono después de más de una década de guerra en Irak y Afganistán. Eso obligó a los legisladores a realizar trueques, reduciendo el presupuesto para operaciones y mantenimiento en 1.400 millones de dólares para cubrir el costo de barcos y aviones.

Las horas de debate del miércoles también produjeron feroces discusiones en temas como agresión sexual en las filas militares y sobre si se debe permitir a los marines fumar.

En una victoria para el Pentágono, el comité apoyó dejar a los comandantes militares la autoridad de procesar violaciones sexuales y otros crímenes graves.