Acusan a bosnio de ocultar crímenes de guerra

Un hombre radicado en Minnesota fue acusado el miércoles de fraude migratorio porque presuntamente mintió durante los trámites de inmigración al ocultar crímenes de guerra que cometió durante la guerra de Bosnia en la década de 1990.

Zdenko Jakisa, de 45 años, se presentó ante una corte federal de distrito en Minnesota por un cargo de posesión de documentos adquiridos ilícitamente. Se ordenó su detención y se programó otra audiencia para el lunes. Se le asignará un defensor de oficio, de acuerdo con documentos de la corte.

Las autoridades dicen que al llenar solicitudes de asilo y residencia permanente legal no reveló que había servido en las fuerzas armadas del Consejo Croata de Defensa en Bosnia y Herzegovina y había ido a prisión.

Entre los delitos de Jakisa están la muerte de una anciana serbobosnia y el secuestro, robo y agresión de un musulmán bosnio en 1993, indicó el Departamento de la Policía de Inmigración y Aduanas en un comunicado. Las agencias citaron registros de Bosnia y testigos bosnios, y subrayaron que fiscales en Bosnia y Herzegovina se sumaron a la investigación.

Katherine Menéndez, la abogada que representó a Jakisa durante su presentación inicial en la corte el miércoles, no respondió de inmediato a un mensaje telefónico en busca de sus comentarios.

De acuerdo con un artículo del 6 de junio de 2012 en el periódico Forest Lake Press, Jakisa y su esposa solicitaron venir a Estados Unidos en 1998 a través de la embajada estadounidense en Croacia. Recibieron aprobación por medio de un sistema de lotería y fueron patrocinados por organismos de caridad católicos y una iglesia local.

Ese artículo menciona que se le pidió a Jakisa que sirviera en las fuerzas armadas en la guerra de Croacia de 1991 a 1995 para independizarse de Yugoslavia, encabezada por los serbios.

"Perdí muchísimos amigos", declaró Jakisa al periódico. "Mi hermano también está en silla de ruedas, luego de ser baleado en la espina dorsal. Prácticamente no hay nadie en Croacia que no haya perdido a alguien o que no esté llorando a alguien. Fue una guerra mala para nada... sólo fue buena para la gente del gobierno, de forma que aún puedan decirle mentiras a su propio pueblo".

Jakisa tiene un amplio prontuario delictivo en Minnesota, incluidas múltiples declaraciones de culpabilidad por conducir en estado inapropiado, alterar el orden público y obstruir el proceso legal.

Más de 100.000 personas fueron asesinadas durante la guerra bosnia, que también convirtió en refugiados a la mitad de la población de 4,3 millones de habitantes.

___

La investigadora de la AP Barbara Sambriski contribuyó con este despacho desde Nueva York.

___

Amy Forliti está en Twitter como: https://www.twitter.com/amyforliti