Al fin acaba la espera de los prospectos de la NFL

Jadeveon Clowney ya quiere que esto termine.

El primer draft de la NFL que se realiza en mayo le dio a todo el mundo un poco más de tiempo para analizar a los prospectos e intentar adivinar quién va a dónde y cuándo.

Ningún jugador ha sido más examinado que Clowney, el defensive end de South Carolina, cuyo cada movimiento, dentro y fuera del campo, ha sido analizado desde que terminó su segundo año de universidad con un tremendo golpe ante Michigan, provocando un balón suelto que él mismo recuperó, en el Outback Bowl.

"Estoy cansado de esto. Me hubiera gustado que el draft hubiera sido hace dos o tres semanas", dijo Clowney luego de jugar con niños de primaria durante una exhibición de la NFL en un parque en el lado oeste de Manhattan.

Los Texans tienen la primera selección y Clowney podría ser el elegido. O tal vez seleccionen a un quarterback, como Johnny Manziel. O tal vez cambien su selección.

La NFL le ha dado a los aficionados dos semanas adicionales para ponderar estas preguntas. El draft generalmente se realiza en abril, pero problemas con la agenda del Radio City Music Hall causaron el retraso. El comisionado Roger Goodell dijo que es demasiado pronto para decidir si los drafts en mayo llegaron para quedarse.

El draft de este año finalmente arrancará la noche del jueves, el primer día de tres en un maratón hecho para la televisión. La segunda y tercera rondas se efectuarán el viernes y concluirá con tres rondas el sábado, donde tal vez haya más intriga de lo habitual. El linebacker de Missouri, Michael Sam, quien hizo pública su homosexualidad en febrero pasado, está proyectado como una posible selección en las rondas posteriores. La NFL nunca ha tenido a un jugador abiertamente homosexual. Sam intenta ser el primero, aunque tal vez tenga que serlo como agente libre sin haber sido tomado en el draft.

Pero primero, el turno es de los Texans. ¿Seleccionarán a Clowney?

"No lo sé", dijo el especialista en presionar al quarterback.

Clowney parecía estar listo para la NFL, luego de una sensacional segunda temporada a nivel universitario, con 13 derribos de quarterback. Pero la NFL estipula que los jugadores no pueden entrar al draft hasta tres años después de haber cumplidos los estudios de escuela secundaria.

La segunda temporada de Clowney estuvo rodeada de enormes expectativas. Tuvo algunas lesiones. Los oponentes diseñaban sus esquemas para neutralizarlo. Su juego fue inconsistente y su ética de trabajo cuestionada luego de que se peleó con su coach y salió voluntariamente de un juego.

De todas maneras, no está asegurado que será el seleccionado por los Texans.

Houston necesita a un quarterback y el nuevo coach, Bill O'Brien dijo que planea conseguir uno en el draft. Muchos aficionados en el sureste de Texas quisieran que fuera Manziel, el ganador del trofeo Heisman de 2012, nativo de Texas y estrella con la Universidad de Texas A%&M. Si hay un jugador que puede identificarse con todo el análisis del que Clowney ha sido objeto, es "Johnny Football".

El carácter de Manziel ha sido cuestionado luego de tener altercados con la ley y con la NCAA durante su época universitaria. Y su estilo de improvisar jugadas ha sido criticado por los scouts. También es de baja estatura para los estándares de un quarterback de NFL, poco menos de 1.82 metros (seis pies). Pero su nivel de juego ha sido tan alto que podría ser una de las primeras cinco selecciones.

"No me importa ser el primero o el 200, solo quiero jugar", dijo Manziel.