Maratón Boston: Defensa denuncia irregularidades

Los abogados del acusado en los atentados al Maratón de Boston, Dzhokhar Tsarnaev, argumentaron el miércoles que las declaraciones que su cliente hizo a las autoridades tras su detención deberían ser desestimadas porque lo interrogaron durante 36 horas en una sala de hospital mientras sufría dolor por las heridas de bala que sufrió y porque no le leyeron sus derechos.

En numerosos documentos presentados al tribunal antes del juicio, los abogados indicaron que los agentes federales empezaron a interrogar a Tsarnaev aproximadamente 20 horas después que llegó al hospital en estado crítico y sus declaraciones no pueden considerarse voluntarias.

Los investigadores federales lo interrogaron poco después del ataque fatal del año pasado sin haberle indicado formalmente su derecho a tener un abogado a tenor con una excepción de seguridad pública que se permite sólo cuando existen dudas sobre una amenaza en curso.

Pero la defensa argumentó que el interrogatorio continuó "pese a que rápidamente despejó dudas sobre cualquier amenaza a la seguridad pública, en repetidas ocasiones solicitó un abogado y pidió que lo dejaran descansar". Los abogados de Tsarnaev agregaron que su tratamiento incluyó analgésicos que le afectaron el juicio y lo hicieron más susceptible a la presión.

La defensa agregó que le infringieron sus derechos cuando se retrasó su presentación ante el tribunal para terminar el interrogatorio.

Dzhokhar Tsarnaev, de 20 años, se ha declarado inocente de varios cargos federales. La fiscalía alega que él y su hermano, Tamerlan Tsarnaev, colocaron dos bombas en ollas de presión cerca de la meta del maratón, causando la muerte de tres personas y lesiones a más de 260. Tamerlan Tsarnaev, de 26 años, murió en un tiroteo con la policía días después del atentado.

También el miércoles, la defensa pidió al juez que declare inconstitucional la pena de muerte, solicitada por la fiscalía, citando recientes ejecuciones mal realizadas en Ohio y Oklahoma y argumentando que existe hay muchas pruebas de inocentes que han sido ejecutados.

Los abogados de Tsarnaev sostienen que la protección de la Constitución federal contra el castigo cruel e inusual prohíbe la aplicación de la pena de muerte porque no está autorizada bajo la ley estatal de Massachusetts.

La defensa también pidió al juez impedir que los fiscales federales argumenten que haber elegido una actividad deportiva de participación masiva es un factor que el jurado debe tomar en cuenta al sopesar la posible sentencia en caso que lo declaren culpable.